Mini guía sobre los tés japoneses

1263 Views 49 Liked

Una bebida alegre, sencilla y saludable. Así es como se ha venido describiendo al té en Japón. Un país donde esta infusión representa algo más que una parte de su cultura gastronómica; el té es un elemento muy venerado por los japoneses; un producto del cual se sienten muy orgullosos.

Sin embargo, sí que resulta curioso que, a pesar de ello, en la última década su consumo en infusión natural ha descendido, al igual que las extensiones de campo donde se cultiva la planta de la Camelia Sinensis destinada a tal fin.

Tal y como se puede leer en varios blogs que hablan sobre las costumbres y cultura de este país asiático, los agricultores se encuentran con que les falta mano de obra joven para poder seguir manteniendo sus campos y las bebidas alcohólicas o el café están empezando a tomar más protagonismo, en detrimento del té japonés.

Sin embargo, estos productores tienen la esperanza en las exportaciones hacia Europa o América, continentes donde cada vez se consume más este producto y en el que los consumidores exigen calidad en el mismo; algo que en Aromas de Té sabemos bien, por eso sólo seleccionamos la mejor materia prima procedente del país nipón.

Por otro lado, también es cierto que el té verde se ha empezado a consumir en Japón en diferentes formatos y, como consecuencia de la globalización, esas nuevas maneras de consumo también están llegando al resto del mundo: hablamos de helados elaborados con té verde (principalmente, té matcha), bebidas industriales que contienen té verde u otros productos tan dispares como chicles o pasta de dientes elaborados con el mismo, además de añadirlo a las comidas o a los postres en cada vez más platos.

Y es que si algo tienen claro los japoneses es que el té - en concreto el verde, que es el que ellos más consumen- tiene grandes beneficios para la salud y el bienestar. Así que a pesar de que la forma de consumirlo evolucione, nunca dejará de formar parte de su cultura y tradiciones.

Hoy te invito a que recorras junto a nosotros la historia del té en Japón, lo que representa para ellos y, sobre todo, las principales variedades de té que proceden de este país, así como otras menos populares, pero igual de saludables y ricas, para que tengas a mano una mini guía sobre el té japonés. ¡Bienvenida a esta nueva aventura!

Japón y el té

Como ya sabrás, el té llegó a Japón de la mano de monjes budistas japoneses que trajeron la planta de la Camelia Sinensis a Japón, con el objetivo de que el emperador y su familia, así como las clases más pudientes del país pudieran disfrutar de los beneficios de esta bebida milenaria.

Poco a poco, el consumo de este producto se fue extendiendo entre el resto de habitantes del país asiático y la ceremonia del té fue calando con gran éxito, hasta convertirse en una parte esencial de la cultura de este país. De hecho, nunca falta el mismo para recibir a los invitados; incluso te lo sirven en muchos restaurantes, antes de darte la comida, como agradecimiento por tu visita.

Eso sí, no todo el mundo sabe cómo se realiza la famoso ceremonia del té japonesa, ya que requiere de años de aprendizaje y diferentes normas que se van adquiriendo poco a poco. Algo que no es de extrañar teniendo en cuenta que se trata de una tradición de origen medieval, que está relacionada con la filosofía zen y que se trata más de un acto cuyo objetivo es purificar el alma de las personas que toman esa bebida.

Principales variedades de té japonés

El té verde, como ya he comentado más arriba, es la variedad que más se produce y consume en Japón. De hecho, algunas de las variedades más conocidas del mundo, como el matcha o el sencha, proceden de este país, pero no son las únicas. Vamos a ver el listado de cuáles son las principales variedades de té verde en Japón:

  • Té verde matcha: este famoso té en polvo se elabora con plantas que han sido cultivadas a la sombra, con el objetivo de que tengan una menor cantidad de téina. De ahí que también se utilice mucho en cocina o en la ceremonia del té, para que todo el mundo pueda consumirlo, sin necesidad de que la teína le afecte en exceso. Eso sí, este cultivo a la sombra hace que su precio sea más elevado.

    De sabor suave y refrescante, algunas de las propiedades que se asocian a esta famosa variedad de té verde japonés son: contiene gran cantidad de flúor, por lo que es ideal para el cuidado de los dientes; aporta una importante cantidad de antioxidantes, lo que ayuda a mejorar el aspecto de la piel; ayuda a controlar y reducir el colesterol malo en sangre; es beneficioso para personas con diabetes y ayuda a las personas que desean perder peso.

  • Té verde sencha: uno de los más consumidos y producidos en Japón. Se trata de un té muy aromático y astringente, de sabor suave. Además del matcha, ésta es otra de las variedades que se utilizan en la ceremonia del té (como hay diferentes maneras de realizarla, no siempre se utiliza la misma variedad de té).

    Al ser un té rico en antioxidantes, es ideal para reducir el colesterol malo en sangre; además, destaca por ser muy diurético y, por tanto, reducir la retención de líquidos y contribuir a perder peso.

  • Té verde Kukicha: conocido también como 'Té de tres años', unas de las características que lo han hecho más famoso es que se puede infusionar hasta 3 y 4 veces, sin que pierda propiedades, ni sabor, ni aroma. Se trata de un té aromático, con toques cítricos y de sabor suave. Se trata de un té muy rico en minerales, entre otros, el flúor y el calcio, por lo que es ideal para cuidar la salud bucodental, pero también para mujeres en periodo de menopausia, ya que les ayuda a fortalecer los huesos que tanto se debilitan en este periodo. Por otro lado, ayuda a reducir la ansiedad y al ser muy diurético, es ideal para terminar con la retención de líquidos, así como para depurar el organismo.

  • Té verde Kokeicha: a no confundir con el té anterior por tener un nombre similar, esta variedad es una de esas variedades que se producen en poca cantidad, pero que es muy conocido por formar parte del listado de tés gourmet de Japón. Llama la atención su color verde intenso, algo que no se refleja, sin embargo, una vez infusionado, ya que el resultado es bastante claro. Su aroma recuerda al de las algas, pero su sabor resulta sumamente agradable. Al principio parece extraño, pero después tiene la propiedad de enamorar, incluso, a los paladares más exigentes. Se utiliza mucho para cocina, especialmente para elaborar postres.

  • Té verde Bancha:¿sabías que este té es conocido en Japón como el té de los pobres? Esto se debe a que el mismo se elabora con las hojas restantes sobrantes de la primera cosecha y los brotes tardíos de otoño. Es la base del genmaicha, del que más tarde te hablaré. Además de ser uno de los tés verdes con menos teína, también se caracteriza por ser rico en minerales tales como el potasio, el calcio o flúor. En Japón se utiliza como relajante muscular, por lo que es ideal para tomar después de hacer deporte o cuando llegas a casa, tras una dura jornada de trabajo.

  • Té verde Genmaicha: lo primero por lo que llama la atención esta variedad de té japonés es por su elaboración. Y es que a la base del té bancha que antes comentaba, se le añade arroz integral tostado. Un té que, durante años, fue rechazado porque los más sibaritas decían que la fusión con el arroz le restaría calidad al té, pero con el tiempo se ha demostrado que no es así y hoy forma parte, como ves, de los tés verdes más populares de Japón.

    El té genmaicha tiene poco contenido de teína y es rico en minerales. Una de las propiedaes que se le asocian es que es un reconstituyente de fuerzas natural, por lo que muchos deportistas lo toman tras terminar su entrenamiento.

Otras variedades de té japonés

Dentro de las variedades de té verde, algo muy típico de Japón, son aquellas que tienen una versión tostada, como las del:

  • Kukicha tostado: forma parte de la lista de los tés gourmet de Japón. Llama la atención la forma de palo que tienen las hojas con las que se infusiona este té. Al haber sido tostado, el sabor cambia completamente con respecto al Kukicha natural. Éste tiene unas notas a café y cacao, que lo hacen realmente agradable. Cuenta con una gran cantidad de minerales y es muy recomendable para las personas con diabetes o aquellas que quieran perder kilos, como complemento a una vida sana y equilibrada.

  • Té verde Hojicha: tiene la particularidad que se cuece en una olla de porcelana sobre carbón, lo que influye también en su sabor y aspecto visual. Es uno de los más raros que se pueden encontrar en Japón. Tiene muy poca cantidad de teína y un sabor suave y agradable. Ideal para cuidar la salud, ya que es rico en minerales y vitaminas. Un té muy utilizado en la cocina.

Mucho menos conocidos y producidos en Japón son los tés negros y oolong, entre los que cabe señalar:

  • Té oolong Minamisayaka: se trata de un té de muy baja oxidación, que se tuesta al wok (una técnica conocida como kamairi. Tiene un sabor a notas florales y un aroma muy potente. Al igual que el té bancha, éste también soporta varias infusiones, sin perder ni un ápice de sus propiedades. A pesar de que se encuentra dentro de la categoría de té oolong, también tiene similitudes con algunos tés verdes, por lo que es fácil que también lo puedas encontrar en este otro listado.

  • Té negro Yakushima: un té realmente curioso, tanto por su aspecto (muy sobrio) como por su sabor, que es muy dulce y agradable, al igual que sus notas, por lo que a veces se puede confundir con los tradicionales tés oolong de China y Japón. El mismo es rico en minerales, ligero y muy fácil de tomar.

Leave a comment

Login to post comments