Accesorios para té: para qué sirve cada uno de ellos

1372 Views 50 Liked

Tras más de 10 años visitando mercados de toda España, el listado de preguntas que nos hacen las personas que se acercan hasta nuestro puesto es inmensa; lo mismo que las reacciones con respecto al mundo del té. Dos de las más frecuentes en este sentido son: “¡No sabía que hubiera tanta variedad de tés” y “¡Cuántos accesorios de té existen!

Estas preguntas puede que incluso tú te las hicieras en tus inicios en el mundo del té, porque nadie nace sabido y salvo que lo hayas vivido desde niño en casa y, por tanto, seas un experto en la materia desde tu más tierna edad, lo más normal es que te las hayas hecho; nosotros también.

De hecho, estas dos preguntas también son parte de los motivos por los que hoy tenemos un negocio familiar relacionado con el mundo del té: sabíamos que existían numerosas variedades; que cada una de ellas tenía diferentes propiedades y beneficios, así como que se podían combinar con otras plantas medicinales o productos naturales como frutas y especias. Sin embargo, veíamos que había una carencia de los mismos en España y que lo poco que había, no tenía la calidad que se espera de un producto natural, porque eran más industriales que otra cosa.

Pues bien, como sobre las diferentes variedades de té que existen (o, al menos, de las más comercializadas e, incluso, de las más extrañas) os hemos hablado en más de una ocasión en nuestro blog y redes, hoy queremos centrarnos en los accesorios de té. Porque hay vida más allá de la típica taza de té o de la tetera, si bien son básicas en la casa de cualquier amante del té o que, al menos, lo tome de manera habitual.

Tazas de té

En su origen, las tazas de té eran de barro y, poco a poco, fueron pasando a ser de cerámica. Hoy, ésta segunda es la opción más común, junto con las de porcelana, por la versatilidad de estos materiales y porque trabajar sobre ellos es mucho más sencillo, además de que se puede meter sin problemas en el microondas y en el lavavajillas.

También existen tazas de té de cristal, pero no son tan prácticas, porque el material no permite que se caliente demasiado y suelen pesar más. Eso sí, son realmente elegantes y quedan genial en oficinas elegantes donde se ofrece té a los clientes (o que los propios trabajadores consumen de manera habitual), así como en cafeterías/teterías o restaurantes donde hay una carta importante de tés.

Y, ahora llega la pregunta del millón que nos hacen muchas veces, ¿en qué fijarse para saber para saber si la taza de té que buscamos tiene todo lo que necesita? Principalmente, en los siguientes aspectos:

  • Que tenga un asa, porque resulta mucho más cómoda cogerla de esta manera, además de que evitas quemarte.

  • Que tenga tapa, de manera que tu infusión no se enfríe más de la cuenta mientras la dejas reposando.

  • Que tenga infusor, porque de esta manera te evitas comprarlo, aunque también puedes coger una taza normal y añadírselo.

  • Que pese poco, porque te resultará mucho más cómoda a la hora de usar.

  • Que tenga la medida ideal para hacer infusiones, es decir, unos 0,25 litros

Tetera

Son muy pocas personas los que las utilizan, pero los verdaderos amantes de té sí que lo hacen. En este sentido, al igual que en el caso anterior, las teteras más comunes suelen ser de hierro o cerámica por lo general y todas o la mayoría incluyen un infusor.

Otra opción y muy elegante es la de las teteras de cristal; una de las más famosas es la de émbolo, muy similares a las cafeteras de émbolo.

En este caso y a diferencia del caso anterior, no se mira tanto el peso de las mismas (por lo general, las de hierro pesan mucho, pero son las mejores para conservar el té caliente), sino el modo de conservación del té que tienen las mismas; es decir, si lo mantienen durante mucho o poco tiempo el té en condiciones óptimas.

Latas de Té

Son, sin duda, la mejor manera de conservar el té como el primer día, tanto en lo que a propiedades como a aroma y sabor se refiere. Para que lo logren, las latas han de ser completamente opacas, de manera que no penetre la luz del sol, así como herméticas, de manera que tampoco puedan penetrar ni la humedad ni el polvo.

Lo bueno de estas latas de té es que, por la variedad de tamaños, las puedes adaptar a tus necesidades: por ejemplo, si la quieres para llevártela de viaje o que un amigo o familiar pruebe un té en concreto, lo puedes llevar en una pequeña; si es para el trabajo, puedes llevar una mediana y, por último, tener en casa una más grande.

Lo que es realmente importante es que cumpla con los requisitos que he mencionado más arriba: que sean opacas y con cierre hermético.

Un pequeño apunte con respecto a las latas de té. Si quieres verter la medida exacta a la hora de sacarlo de la lata, no dejes pasar de lado tener una cuchara medidora en casa. De esta manera no echarás nunca cantidad de más y ahorrarás producto.

Termos y vasos herméticos

Si quieres disfrutar de tu té allá donde vayas, nada como tener a mano un termo hermético, pero ¡ojo! No sirve cualquier termo, sino aquel que sea capaz de conservar tu bebida fría o caliente durante, al menos, 4 ó 5 horas, como es el caso de los termos que te proponemos en Aromas de Té.

En realidad, este tipo de termos, con materiales de calidad, lo que consiguen es, por un lado, que puedas disfrutar de tu té allá donde quieras y, por otro, que ahorres tiempo y dinero, porque no tienes que no pierdes el tiempo de prepararte varias tazas o de ir a la cafetería a por ellas y, por supuesto, te ahorras ese dinero.

Esto hace que los termos se rentabilicen la primera semana de uso, por lo que, sin duda, siempre serán una buena inversión.

Otra opción más económica para aquellos a los que se les queda siempre el té frío, es que lo pongan en un vaso térmico, de esta manera el té se conserva caliente o frío durante más tiempo y algunos de ellos te permiten que los puedas llevar en la mano cuando sales de casa (aunque lo de llevarlos en el bolso o en la mochila, por ejemplo, como puedes hacer con los termos sin que se derrame nada, es difícil conseguirlo en un vaso térmico).

Coladores e infusores de té

En caso de que utilices una taza normal, sin infusor, también existe la posibilidad de que lo compres por otro lado. Normalmente, si utilizas una taza de café con medidas estándar y en forma de vaso, lo normal es que te sirva sin problemas. Si no fuera el caso, las bolas o pinzas infusoras también son una excelente opción.

Además, también te recomiendo que te hagas con infusores de mayor calado, en caso de que te hagas con un termo para té, ya que es más cómodo de utilizar que los infusores normales. En Aromas de Té disponemos de un modelo ideal para ello, tal y como puedes ver pinchando aquí. Además y para los más sibaritas o amantes de los utensilios naturales, también tenemos la opción de optar por nuestro colador de bambú.

Para controlar la temperatura del té

Cuando llevas mucho tiempo preparando diferentes variedades de té, sabes de sobra cuál es la temperatura del agua que tiene que alcanzar cada una y el tiempo de reposo de las mismas. Sin embargo, si tienes un aparato que te ayuda a medir ambos aspectos, el resultado de tu taza de té será perfecto.

Para el caso del agua, nada como los termómetros de cocina; en el caso de dejar reposar el té, tienes relojes de arena o digitales que te ayudan a tales menesteres. Ambos son muy fáciles de utilizar.

Accesorios para té matcha

Como bien sabes, detrás de una taza de té matcha hay todo un ritual. Si tú también quieres prepararlo al más puro estilo japonés, te invitamos a que tengas los 3 utensilios básicos:

  • El cuenco de cerámica o de barro, donde prepararás y tomarás el té

  • La cuchara medidora (o Chazaku) para echar la cantidad exacta de té matcha que necesita tu taza de té

  • El batidor (o chasen) que suele ser de bambú, aunque cada vez hay de más materiales.

En Aromas de Té, además, disponemos de un set que reúne todos estos utensilios, de manera que te los puedas llevar a casa en un mismo pedido y conservarlos en la misma caja.

Y si eres de los que prefiere preparar su matcha rápido y llevárselo luego por ahí, no te olvides del matcha shaker.

Otros accesorios de té en Aromas de Té

Los que te acabamos de mencionar son los utensilios o accesorios para té más básicos que todo amante de esta bebida milenaria tiene en su casa, pero hay otros como:

Y, hasta aquí nuestro repaso por el mundo de los accesorios del té. ¿Los conocías todos? ¿Echas alguno de menos? ¿Hay alguno que te guste especialmente o que sea un imprescindible en tu casa? ¡Me encantará que me lo cuentes más abajo!

Leave a comment

Login to post comments