Plantas medicinales para saciar el apetito

742 Views 46 Liked

Estamos ya en pleno verano. Nuestro cuerpo luce todo su esplendor sin prendas que escondan o disimulen aquellos centímetros o kilos de más que podamos tener. El buen tiempo invita a comer fuera de casa, a aperitivos más prolongados con sus sabrosas raciones o tapas... Además, ¿quién se resiste a disfrutar de un sabroso helado vespertino? Por supuesto que no tenemos que renunciar a todos estos placeres.

Lo que hay que hacer es consumirlos con sentido común y saber que podemos contar con unas plantas naturales que van a ayudar a saciarnos y que van a evitar también los atracones veraniegos, que, aparte de ser poco saludables, nos proporcionan unos kilos de más que no deseamos en absoluto.

¿Hambre real o ganas de picar algo?

Las ganas de comer no sólo están motivadas por un hambre real cuando tenemos el estómago vacío, sino también por otros condicionantes como el estrés, la ansiedad, o aspectos culturales ya que en nuestro país quedar para comer, para cenar o para tomar algo es una verdadera 'religión'.

La comida en nuestra cultura mediterránea y latina, es una manera de socializar. Los científicos, además, avalan estas afirmaciones ya que, por ejemplo, un estudio de la Universidad de Sheffield (Reino Unido) ha demostrado que el hambre no está vinculada a la cantidad de calorías ingeridas sino también a los estímulos visuales, olfativos, a los hábitos alimenticios, a factores sociales, psicológicos y emocionales. Por lo visto parece ser que el hambre a veces no se pasa comiendo, pero a pesar de los estudios, es muy difícil resistirse a la tentación de comer cuando verdaderamente nos apetece sabroso e irresistible.

Plantas medicinales: mate, garcinia, manzanilla, té verde, vainilla...

La naturaleza nos ofrece infinidad de plantas que ayudan a mejorar nuestro bienestar y muchas de ellas contribuyen a saciar el apetito. La hierba mate puede ayudar a frenar la ingesta de comida y para consumirla podemos optar por una infusión de hierba mateuna buena opción puesto que retrasa la velocidad del vaciado gástrico y prolonga la sensación de saciedad. Además minimiza la acumulación de ácido láctico en los músculos lo que permite mantener niveles de energía elevados y aumentar la quema de grasas.

Otra planta que inhibe el apetito es la garcinia, una fruta que se asemeja a una calabaza pequeña y que contiene ácido hidroxicítrico (HCA), que es el responsable de su efecto saciante ya que, además, bloquea parcialmente la fabricación de grasas. Esta planta puede aumentar los niveles de serotonina en el cerebro (hecho que produce la sensación de plenitud y ayuda a reducir el apetito).

Otra de las sustancias con alto poder saciante es el glucomanano, se trata de una sustancia que, cuando se le administra agua, se hincha y crece muy rápido ocupando así un volumen mucho mayor que el que tenía en origen. La forma más habitual de consumir esta sustancia es la pasta de glucomanano que se cocina de una manera muy similar a la pasta tradicional.

El té rojo Pu Erh con chocolate, es una variedad de té que está muy extendida debido a las propiedades que contiene, una de ellas es su tremendo poder saciante, ya que acelera el metabolismo del hígado, órgano responsable de eliminar las grasas de nuestro organismo. Este té es uno de los más digestivos que hay porque erradica toxinas ayudando a eliminarlas a través de la orina.

Por otra parte, la vainilla es una de las plantas que puede ayudarnos a inhibir el apetito. Su intenso olor puede llegar a engañar al cerebro y enviarle una sensación de ansiedad, además tiene efectos analgésicos y ayuda a digerir y metabolizar los alimentos. Una manera saludable de consumirla es en infusión, el té verde de vainilla es una muy buena opción.

Otra de las plantas medicinales que ayudan a aumentar la sensación de saciedad es la manzanilla. Es una de las infusiones más conocidas pero quizá, no la asociábamos a esta propiedad ya que siempre ha estado ligada a paliar dolores estomacales. Esta planta es diurética y, por lo tanto, consigue que el exceso de líquido en el organismo y la acumulación de grasa se eliminen a través de la orina.

Y, otra de las formas más naturales, y quizás más conocidas, de saciar nuestro organismo es consumir infusiones de té verde. Hay muchas variedades de este tipo de té y en todas ellas encontrarás su gran poder saciante: tomarlo entre horas te ayudará a llegar a las comidas con menos ansiedad ya que no tendrás tanta hambre y evitará que piques cuando no debes. Además, también ayuda a depurar las grasas saturadas a través de la orina y contribuye a tener un vientre más plano y menos hinchado. Ya ves, que son todo ventajas.

Consejos para saciar el apetito

Seguramente cada persona tiene sus trucos para intentar engañar al estómago, y sobre todo al cerebro. Pero otra cosa es que resulten efectivos ya que es muy fácil caer en la tentación y rendirse ante la cantidad de estímulos que recibimos a todas horas. Aquí van algunas recomendaciones para saciar el apetito:

  • Bebe agua o infusiones, sobre todo antes de las comidas. Así el estómago se sentirá más lleno y se ingerirá menos cantidad de comida.
  • Ingiere más proteínas, sobre todo las que provienen del pescado o de carnes blancas.
  • Come más a menudo. Investigadores de la Universidad estadounidense de Scranton (Pensilvania) han descubierto que las personas que realizan cinco comidas al día son menos propensas a engordar e incluso pueden llegar a adelgazar.
  • Toma infusiones de menta, una buena opción puede ser la infusión de menta regaliz. La Fundación para el Tratamiento y la Investigación del Olfato y el Gusto de Chicago (EEUU) ha demostrado que las personas que inhalan el aroma a menta cada dos horas comen unas 2.700 calorías menos a la semana.
  • Practica ejercicio. La actividad física genera endorfinas y serotonina, las hormonas y neurotransmisores que hacen que nos sintamos alegres y contentos sin necesidad de comer.
  • Aumenta el consumo de fibra. Está más que comprobado que la fibra es un componente saciante de los alimentos. Además, ralentiza la absorción de grasas y es buena para el tránsito intestinal.
  • Come más legumbres. Los garbanzos, las lentejas o las alubias tienen proteínas, fibra y carbohidratos lo que hace de ellos alimentos muy completos cuya ingesta hace que la digestión sea más larga y, por lo tanto, una nueva sensación de hambre tardará más en aparecer.
  • Come algas fucus. Estas plantas naturales contienen arginina, una sustancia capaz de absorber 100 veces su propio peso en agua, con lo que tenemos la saciedad estomacal asegurada.
  • Frutas y verduras. Los expertos en nutrición aconsejan ingerir, por lo menos, 5 raciones al día de estos alimentos. Además de contribuir a mejorar nuestra salud, son alimentos saciantes y con pocas calorías. Una de las frutas que más contribuye al efecto saciante es la manzana gracias a las pectinas que contiene su cáscara.
  • Consume salvado de avena. Se trata de uno de los remedios más eficaces a la hora de quitar el hambre. Su fibra soluble aumenta de volumen en el estómago y esto hace que tengamos menos ganas de comer.
  • Mastica muy bien todos los alimentos. Para asegurar una digestión más ligera es importante que los alimentos lleguen al estómago lo más triturados posible. Cada bocado sería conveniente masticarlo 20 veces, es una manera también de que la sensación de saciedad llegue antes a nuestro cerebro y así evitamos comer más.
  • Dedica tiempo a comer y realiza las comidas sin prisas y en un ambiente tranquilo.

Leave a comment

Login to post comments