Las mejores infusiones para después de comer

743 Views 52 Liked

Tomar una infusión después de comer es la mejor forma de asegurarse una digestión relajada y sin molestias. Esta bebida natural mejora el proceso digestivo y contribuye por tanto al bienestar general. Las infusiones contienen sustancias como la teína (algunas de ellas, claro está), que acelera el metabolismo y hace que la digestión no sólo se realice de manera más ligera sino también con menos flatulencias, menos gases, menor acidez, así como menos hinchazón o dolor abdominal.

Para tener una digestión relajada hay que realizar una comida calmada. Lo primero que hay que hacer (aunque parezca obvio muchas veces no se hace) es comer sentado y disponer de un tiempo mínimo para realizar la comida. A veces no es fácil ya que el trabajo u otras situaciones no lo permiten, pero hay que tomar conciencia de que la comida y el cómo la realicemos es la base de nuestra salud.

Una vez sentados a la mesa, hay que masticar despacio para que los alimentos se mezclen con las enzimas de la saliva y hay que triturarlos bien para que lleguen al estómago en el tamaño más reducido posible, así, se facilitará la digestión, que se producirá más rápidamente. Si la digestión se produce lentamente, el cuerpo tendrá que consumir más energía y eso hará que nos sintamos más cansados y con pesadez de estómago.

Para una fácil digestión hay que respetar los horarios de las comidas y se deben realizar, en la medida de lo posible, a las mismas horas todos los días. Especialistas en nutrición afirman que la comida ha de realizarse entre las 12.00 y las 14.00 horas, mientras que la cena no debería ser en ningún caso después de las 20.00. Esto último, en nuestro país, es casi impensable, pero aunque no se pueda realizar la cena pronto, se puede intentar hacer la comida a la hora estipulada por los especialistas. Algo es algo.

A todo esto hay que sumar otros buenos hábitos a la hora de comer que facilitan desde la Fundación Española del Aparato Digestivo, una serie de pautas para evitar, por ejemplo, problemas de meteoristmo (gases). Para este trastorno, aconsejan comer despacio, masticar bien los alimentos, comer y beber lentamente y no hablar de forma excesiva mientras estamos comiendo. Beber poca cantidad de líquido durante las comidas y no utilizar pajitas puesto que esto aumenta la posibilidad de ingerir aire. Asimismo, desde esta fundación se recomienda no realizar comidas demasiado copiosas o fuertemente condimentadas y, a la hora de cocinar, evitar las grasas elaborando las comidas hervidas, cocidas, escalfadas...

Lo mejor para prevenir problemas es finalizar las comidas con una infusión que facilite la digestión. Plantas naturales como el hinojo, jengibre, anís, té negro, manzanilla, menta poleo, hierba luisa o boldo son unas aliadas indispensables para evitar problemas digestivos.

Hinojo, jengibre, manzanilla

Hay veces en las que, aunque se tomen las precauciones necesarias, no se puede evitar una digestión molesta. Para estos casos y en general, para tomar después de todas las comidas, hay que recurrir al uso de las infusiones. Estas plantas naturales han sido utilizadas desde tiempos milenarios para prevenir y mejorar todo tipo de dolencias estomacales.

En caso de digestiones pesadas e incluso de empacho hay que ingerir infusión de hinojo. Esta planta silvestre, además, ayuda a disminuir gases, flatulencias, meteorismo y espasmos gastrointestinales. El hinojo (Foeniculum vulgare), de la familia de las umbelíferas o apiáceas ya era utilizado por los habitantes de la Antigua Grecia para beneficiarse de sus propiedades. El hinojo contiene fitosteroles, aceites esenciales (anetol, estragol, limoneno, fencona), fibra, sales minerales (calcio, potasio, fósforo y magnesio) y también vitaminas como la A y la B3.

Otra de las plantas naturales beneficiosas para el caso que nos ocupa es el jengibre, (zingiber officinale), también conocido como kion, se utiliza para mejorar la digestión debido a los beneficios de los compuestos fenólicos (gingeroles, shoagoles y gingeronas) que posee. Estos compuestos alivian la irritación gastrointestinal, mejora la producción de saliva y ayudan a eliminar las contracciones gástricas. Además, el jengibre es rico en ácido linoleico, vitaminas B6 y C y tiene minerales como el calcio, magnesio, fósforo y potasio. Tomar con asiduidad infusiones de jengibre ayuda a mejorar la flora intestinal y evita la aparición de sustancias dañinas en el estómago que hace que aparezca la desagradable sensación de hinchazón o el meteorismo.

Por otra parte, una de las infusiones por excelencia para asegurar una buena digestión es la manzanilla (Chamaemelum nobile). La infusión de manzanilla es una de las más consumidas en el mundo gracias a sus propiedades digestivas, no en vano es una de las plantas naturales más antiguas que se conocen. Uno de sus beneficios es que relaja el músculo intestinal y desinflama los tejidos gastrointestinales gracias en gran medida a las propiedades de sus aceites esenciales (camazuleno, ácido tíglico, sesquiterpenos) y a los taninos que posee.

También es rica es sales minerales y flavonoides. Consumida de manera habitual puede reducir la dispepsia (malestar estomacal), el espasmo abdominal, las flatulencias (aire expulsado por el ano) o la aerofagia (aire expulsado por la boca).

Menta poleo, hierba luisa, boldo

Otra de las infusiones más consumidas después de comer es la infusión de menta poleo o Mentha pulegium L. Esta planta contiene aceites esenciales compuestos por acetato de mentiko, mentol, limoneno, cineol, carvacrol, mentona y depenteno. Además, contiene flavonoides como la hesperidina y la diosmina y minerales (aluminio, calcio, cobalto, fósforo, potasio, selenio, sodio y zinc). Todos ellos ayudan a calmar las molestias estomacales. Gracias a sus propiedades es muy útil para evitar los gases, así como para aliviar los espasmos dolorosos producidos en el aparato digestivo.

La hierba luisa (Aloysia citriodora) o cedrón es otra de las infusiones que hay que tomar después de comer para evitar gases, flatulencias, dispepsia o espasmos estomacales. Las personas que padecen ardor de estómago conocen muy bien sus propiedades ya que sirve para aliviar de manera muy notable este tipo de molestias.

También es recomendable para las digestiones lentas o pesadas. Entre los componentes activos de la hierba luisa se encuentran los aceites esenciales (linalol, citral, limonero, terpineol y cariofileno), flavonoides, cumarinas y la verbenona. Además de los beneficios mencionados también es buena para ayudar a expulsar los gases que se forman en el aparato digestivo y, por lo tanto, es muy aconsejable su consumo para evitar la sensación de hinchazón del estómago.

El Peumus boldus, más conocido como boldo es otra de las plantas que mejoran la digestión. Una infusión de boldo contiene aceites esenciales como el cineol, eucaliptol, o el ascaridiol asimismo es rico en flavonoides y taninos. Asimismo, contiene boldina, que es un alcaloide con importantes propiedades diuréticas puesto que ayuda a la eliminación de líquidos y la expulsión de bilis, contribuyendo así a reducir las molestias ocasionadas por una mala digestión.

Anís para la gastritis

Otra de las plantas naturales milenarias que se consumen en infusión para mejorar molestias digestivas es el anís (Pimpinella anisum). Una infusión de anís puede favorecer el sistema digestivo debido a su efecto sedante, antiespasmódico que reduce los gases, la acidez, la gastritis y otros dolores abdominales. Es rico en aceites esenciales, terpenos y cumarinas.

Asimismo, contiene flavonoides, vitamina C y minerales (calcio, fósforo, hierro, cobre, magnesio, potasio, sodio, zinc y boro). Los egipcios, indios, chinos y griegos de la antigüedad ya conocían sus propiedades digestivas. Uno de los aceites esenciales del anís es el anetol, un componente con importantes beneficios para el tracto digestivo. También tiene propiedades carminativas que son las que ayudan a reducir los gases (tanto la aerofagia como la flatulencia).

La infusión de anís también es beneficiosa para aminorar los síntomas de la gastritis, de la acidez de estómago y para facilitar las digestiones difíciles.

Leave a comment

Login to post comments