5 recetas de café fáciles de hacer

711 Views 54 Liked

Que nos sorprendan. Es es lo que siempre buscamos cuando viajamos a una localidad diferente y tenemos el placer de disfrutar de su gastronomía. Localidad o país, porque aunque no hacemos muchas salidas al extranjero, cuando podemos, es una de las cosas que más nos gustan.

Y cuando hablamos de gastronomía no sólo nos referimos a sus platos, sino también a la forma en la que tienen de preparar las infusiones y los cafés. Porque, sí, en eso también nos gusta que nos sorprendan y, además, nos dan muchas ideas para compartir con vosotros, que es algo que nos encanta.

Por eso, hoy nos centramos en algunas recetas de café o, más bien, formas de preparar el café que vas a poder hacer tú mismo en casa. Maneras diferentes y divertidas de tomar tu bebida favorita y con las que, por qué no, podrás sorprender a tus visitas o personas con las que convives. ¡Empezamos!

PumpKin Spice Latte

Una receta que triunfa en Estados Unidos y que elabora una famosa cadena de cafeterías de ámbito internacional.Lo cierto es que, sólo por sus ingredientes, no deja de ser una receta curiosa, por lo que no hemos querido dejar de pasarla de lado a pesar de que, te confesamos, no somos muy amantes del café de esta cadena.

¿Qué necesitas para elaborarla? 30 ml de puré de calabaza (si es casero, mejor que mejor), 12 gramos de azúcar (u otro edulcorante que te guste más. También puedes no echárselo, si no tienes costumbre de tomar el café con azúcar, ya que la calabaza es dulce y lo cierto es que no lo necesita. En todo caso, si lo usas, será para suavizar un poco el sabor de las especias de las que te voy a hablar a continuación). ¼ de cucharadita de jengibre; ⅛ de clavo mollido y de nuez moscada, así como media cucharada de canela.

Por supuesto, también necesitamos leche (450 ml) y, aquí, te dejamos que la elijas según tu gusto o según la que mejor te siente. Por último, 70 ml de café recién hecho y, para decorar, nata montada y canela al gusto (también puedes sustituir la canela por virutas de chocolate o cacao puro (siempre será mejor esta segunda opción. Al menos, más saludable).

Una vez tengas todos los ingredientes (ya ves que son muy comunes), sólo tienes que mezclar el puré de calabaza con el azúcar y, después, incorporar la leche y las especias. Cuando lo tengas bien mezclado, lo pones a calentar a fuego medio, vigilando que no se te queme. Por último, añades el café a la leche caliente, mezclas y sirves con la decoración que más te guste.

Es recomendable servirla caliente, porque frío queda algo peor. ¡Pruébalo y nos cuentas qué te parece! Sé que tiene pinta de raro, pero la verdad es que no está nada malo.

Receta de café cremoso helado

Perfecto para un postre ligero y diferente después de una comida con la familia o los amigos o, por qué no, para darse un capricho de vez en cuando, especialmente en la época de verano.

¿Qué ingredientes necesitas? 50 ml de nata líquida (para montar), otro tanto de café expresso, tipo Estrella de Italia y 25 ml de leche (al gusto. Una nota en este punto. Si te gusta poco la leche, puedes reducir la cantidad a la mitad).

Por otro lado, vas a necesitar media cucharada de extracto de vainilla, 3 de leche condensada y media de cacao puro en polvo. Por último, 100 ml de cubitos de hielo.

Una vez tengas todos los ingredientes, lo que sí que te recomendamos es que, si puedes, lo hagas con la típica batidora alta (estilo americano) para que no se salga nada. Y, ahora sí, vamos a preparar la receta.

Mientras preparas el café, vete montando la nata en un bol y la metes en una manga pastelera cuando esté lista (métela en la nevera). Cuando el café esté hecho, déjalo reposar un poco y lo pones en la batidora con el resto de ingredientes, salvo con el cacao, que utilizarás para decorar. ¡Comienza a batir!

Una vez listo, sírvelo en una copa ancha o vaso especial para café y decora con la nata y el cacao en polvo. De verdad que esta receta es una delicia. Es algo dulce, pero en su justo punto, porque aunque lleva leche condensada, al no llevar azúcar, no se hace pesado.

Crema de café

Una receta que sorprende a todo aquel que la prueba. ¿Lo mejor? Que es muy sencilla. Eso sí, es una receta con alcohol, por lo que hay que tenerlo en cuenta antes de tomarla o según lo que se quiera hacer después.

¿Qué necesitas? 50 ml de café, 200 ml de whisky, otros tantos de leche evaporada, 4 cucharadas de leche condensada, un flan y media copa de coñac, además de cacao para decorar.

Su preparación es muy sencilla. Sólo tienes que mezclar todos los ingredientes en la batidora y meterla una dos o tres horas en la nevera, antes de tomarla. Cuando sirvas, añades el cacao espolvoreado. Si no quieres que esté muy frío, lo que sí que te recomendamos es que tanto el alcohol, como el café, estén fríos, porque es más agradable el sabor fresquito de esta receta.

Receta de café jengibre

Es refrescante, digestivo y muy muy rico, además de prepararse en un momento. Por eso lo hemos querido incluir en esta lista.

Para elaborarlo necesitas: 50 ml de café, 1 cucharada de zumo de limón, una cucharada de jengibre molido, 2 cucharadas de miel piel y 2 cubitos de hielo.

Además, para elaborar esta receta vas a necesitar una licuadora, porque quedará mejor. Sólo tienes que introducir todos los ingredientes en ella y servir en una vaso de tubo con los hielos. Sienta genial en verano y en días de cansancio, gracias al jengibre y al limón. También después de hacer deporte, para recuperar fuerzas y reducir las posibles agujetas.

Receta de mazagran

Dicen que ésta es la receta original del café con hielos, que viajó desde Argelia hasta Portugal y que fue este país el que le dio el empujón definitivo para hacerlo famoso a lo largo del mundo. Así que vamos allá con la receta de mazagran.

Para elaborarlo vas a necesitar 50 ml de café expresso caliente (el más fuerte que tengas), medio vaso de zumo de limón, la ralladura de la cáscara del limón, 1 vaso de agua bien fría. Una vez tengas todos los ingredientes, sólo tienes que mezclarlos en un vaso de batidora y, después, viertes la mezcla en un vaso de tubo que tenga un par de hielos. Decora con la cáscara de limón.

CONSEJO: ya sabes que nosotros no solemos echarle azúcar ni al café ni a las infusiones, pero si tú se lo quieres echar, lo que sí que te recomendamos es que se lo eches antes de mezclar los ingredientes.

Comprar café online para tus recetas

Tanto en formato pirámide, como soluble o en grano, en Aromas de Té disponemos de una sección de cafés de las mejores regiones cafeteras del mundo, además de una sección de cafés aromatizados, que nosotros mismos elaboramos en nuestra oficina de Sonseca (Toledo). ¡Pásate y elige el que necesites!

Mientras tanto, te esperamos en los comentarios para que nos digas qué te ha parecido este artículo.

Leave a comment

Login to post comments