Cócteles con café para preparar en casa

1071 Views 55 Liked

¿Cómo surgió? ¿Quién lo inventó? ¿Por qué esos ingredientes? ¿Te has hecho alguna vez estas preguntas cuando bebes, por primera vez, un cóctel? Yo sí y muchas veces. Supongo que me gusta saber el origen de las cosas y, como tal, me encanta investigar sobre ello.

¿Por qué te he hecho estas preguntas? Porque ya estamos en verano y, como tal, apetecen chiringuitos, terrazas, salir a tomar algo por la noche, pasear a la luz de la luna…¿El problema? Que este año tenemos que tener mucho más cuidado y, por eso, qué mejor que tomarse esos cócteles en casa, si tienes terraza, en ella y en la compañía que más te apetezca a ti.

Cócteles, todos ellos, con base de café, algunos muy famosos y otros que hemos decidido versionar, que te van a permitir deleitarte y deleitar otros paladares, especialmente los de los más cafeteros.

Toma papel y lápiz y empieza a disfrutar en la cocina con ellos, porque estoy segura de que vas a tener un éxito rotundo cuando tanto tú como los demás, los probéis.

Ruso blanco, un cóctel de película

¿Has visto la película, “El Gran Lebowski”? En ella, el protagonista toma este cóctel de buena mañana. Si él, que es un personaje muy vago, lo prepara con los ojos cerrados, ¡tú lo puedes hacer de sobra!

¿Sabías que este cóctel data de los años 40? ¡Quién lo iba a decir! 80 años más después de que se creara en un hotel de Bruselas, que siga estando tan de moda y, sobre todo, que del original hayan salido otras variantes, de las que te hablo después.

¿Qué necesitas para preparar este famoso cóctel en tu casa? Pues 22 ml de leche evaporada, 30 de vodka y un chupito de licor de café. Como ves, se trata de una bebida bastante potente, pero hay quien la rebaja (algo), con leche un poco más de leche entera o sustituyendo el licor de café, por café solo, a secas.

Para elaborarlo, solo tienes que mezclar todos los ingredientes en una coctelera con hielo bien picado o, si lo prefieres, puedes meterlo en unajarra, durante 3 ó 4 horas, dentro de la nevera, pero estos cócteles quedan mejor si se hacen al momento. CONSEJO: a la hora de servirlo, añádele un toque de nuez moscada o de canela.

¿Y las demás versiones? Pues bien, existe la versión de ruso negro, que es la que está exenta de leche, el ruso blanco mexicano, que sustituye la leche por chufa o el ruso rojo, que cambia el licor de café por brandy de cereza.

Nosotros, personalmente, nos quedamos con el ruso blanco y negro tradicional, pero en lugar de añadir licor de café, añadimos un expresso para que se note bien el sabor del café.

Sweet Anne Bonny, un cóctel muy pirata

En esta ocasión nos hemos basado en un cóctel del blog de Philips, que nos ha llamado gratamente la atención. ¿Qué necesitamos? 3 cl de ron añejo, 2 de licor de hierbas dulce, 1 café expresso, 2 cl de nata y media cucharada de azúcar moreno.

Su elaboración es muy sencilla: mezclar todos los ingredientes salvo la nata. Importante: el café ha de estar caliente. Por último, añade la nata y no mezcles, de manera que la bebida haga su efecto en la boca de la persona que lo toma, poco a poco.

Los amantes de esta bebida, dicen que se trata de un cóctel canalla, como lo era la pirata irlandesa en la que se inspiraron en esta tierra, para crear este té

Cold Brew Old Fashioned, la reinvención de un clásico

Dicen que segundas partes nunca fueron buenas, pero…¡nosotros no estamos del todo de acuerdo en esto! Al menos, no siempre. En este caso, queremos invitarte a probar el clásico Cold Brew, en su versión más moderna y que hemos extraído de Perfect Daily Grind.

¿Qué necesitas? 60 ml de café, otros tantos de Burbon y Angostura, 5 ml de sirope de azúcar integral. Una vez tengas todos los ingredientes, solo tienes que meterlos en una coctelera, agitar bien y verter el contenido en un vaso alto y ancho, donde habrás colocado los hielos para enfriar la bebida.

Si lo deseas y a modo de presentación cuando vayas a servir, puedes poner un trozo de cáscara de naranja, de limón o de lima.

Cóctel flameado de café, con aroma tradicional

Si en el caso anterior nos atrevíamos a innovar un poco y dar una vuelta a un clásico, en este caso te pedimos que sigas fiel a la receta tradicional, que tanto habrás visto tomar a nuestros mayores, en diferentes puntos del país (aunque dudo que preparado por un barman).

¿Qué necesitas? 1 café expresso, media cucharada de azúcar moreno, 60 ml de ron y otro tanto de brandy, sin olvidarte de la cáscara de naranja o limón. Mientras el café se va preparando, en una cazuela a fuego bajo, pon el azúcar a calentar, de manera que se vaya derritiendo y, poco a poco, añade los dos tipos de alcohol. Antes de que empiece a hervir, baja el fuego y añade la cáscara de cítrico que hayas elegido (hay quien pone los dos), deja 2 minutos y flambea.

A continuación, vierte lo que tienes en la cazuela, en un vaso de cóctel con hielos y, después, vierte el café que has preparado. A la hora de servirlo, queda muy bien que pongas otro trocito de cítrico a un lado de la copa.

Cóctel café Frangelico, con un toque francés

Terminamos este artículo con un cóctel especial para el que necesitas un buen café expresso, más 60 ml de Frangelico, crema chantilly y un poco de canela en polvo.

Su elaboración no puede ser más sencilla. En una coctelera mezcla bien el café y el alcohol. Después, sirve en un vaso de cóctel con hielo y añade la crema por encima, sobre la que espolvorearás un poco de canela. Esto no se mezcla.

Prueba nuestros cafés

Como has podido ver, en todas las recetas te hemos hablado de cafés expresso, por ser los que mayor sabor concentran cuando se elaboran. Sin embargo, nuestros cafés de diferentes partes del mundo y de variedad arábica tienen un sabor tan premium, que cualquiera de ellos te servirá para estos cócteles y, por supuesto, para disfrutarlos, de manera tranquila, en tu taza de café. ¡Te esperamos en www.aromasdete.com!

Leave a comment

Login to post comments