Té Amarillo 

“¿De verdad existe el té amarillo?” Esta es una de las preguntas más frecuentes que nos suelen hacer cuando visitamos los mercados temáticos a los que acudimos y ponemos a disposición de los clientes esta variedad de té.

Pues sí. Efectivamente, el té amarillo existe y si bien es cierto que no es una variedad muy conocida en Europa y, por ende, ...

“¿De verdad existe el té amarillo?” Esta es una de las preguntas más frecuentes que nos suelen hacer cuando visitamos los mercados temáticos a los que acudimos y ponemos a disposición de los clientes esta variedad de té.

Pues sí. Efectivamente, el té amarillo existe y si bien es cierto que no es una variedad muy conocida en Europa y, por ende, tampoco su uso, te sorprenderá saber, por un lado, que es una de las infusiones más milenarias de China – país donde se cultiva el 100% de la producción de esta variedad de té- y, por otro, que este té es tan bueno y tiene tantas propiedades que, según los datos históricos del mundo del té, en un comienzo sólo lo consumían los monjes budistas y taoístas, toda una institución del país.

Con el paso de los años y a sabiendas de los beneficios que este té tenía para la salud y la mente, los monjes comenzaron a ofrecérselo a los miembros de la familia imperial y que tuvieron que pasar muchos años hasta que se popularizó, formando parte de algunas de las infusiones más apreciadas por los habitantes del país asiático.

A este respecto, creo que viene como anillo al dedo contar una anécdota: una de las princesas de la Dinastía Tang, el día de su boda, pidió que fuera el té amarillo el que se sirviera en la misma.

Ahora la pregunta es: ¿por qué este tipo de té que se elabora con las hojas de la Camelia Sinensis tiene tanto éxito en China? La respuesta se encuentra, por un lado, en su sabor y, por otro, en los beneficios del mismo, sin olvidarnos de lo llamativas que pueden resultar algunas de sus propiedades. Te lo explicamos todo a continuación.

Pero, antes de pasar a darte más detalles sobre el té amarillo déjame que te cuente una primera curiosidad: a muchos amantes del té a los que no les gusta el té verde, sí que aprecian sobremanera el té amarillo. ¿El motivo? El sabor es diferente, más suave y aromático, además de tener menos teína, pero las propiedades para la salud son prácticamente las mismas.

Propiedades del té amarillo

Como ya te he comentado más arriba, el té amarillo forma parte de las infusiones tradicicionales de su país de origen, China y, sin embargo, no es ni uno de los tés más consumidos del mismo, ni del que mayor producción se dé. Y, entonces, '¿por qué forma parte de ese listado de tés tradicionales?', te estarás preguntando ahora mismo. Por la misma razón que antes explicábamos que los amantes del té a los que no les gusta la variedad de té verde prefieren el amarillo: por sus beneficios y sabor.

Pero antes de pasar a hablar de los beneficios, me gustaría hablarte sobre sus propiedades. Y es que uno de los motivos por los que su producción es tan baja, es por el proceso de elaboración que conlleva, que es mucho más costoso.

Y es que a pesar de ser un muy cercano al té verde o al té blanco, una de las primeras cosas que le diferencia de los mismo es que su corto proceso de fermentación y su largo proceso de secado. Es decir, las hojas de dejan madurar, en lugar de ser fermentadas. Por tanto, estamos hablando de un proceso mucho más laborioso, lo cual, no renta a los productores de té verde, que prefieren dedicar sus esfuerzos a este último. Totalmente comprensible.

Entonces, ¿es este proceso la explicación del nombre que recibe? Efectivamente. Cuando el té tiene una corta fermentación y un largo secado, da lugar a la aparición de las teaflavinas, también conocidas como oro amarillo. Esto es lo que da color a las hojas con las que prepararemos nuestra infusión de té amarillo, la cual, a su vez, también tendrá ese color entre dorado y pajizo que tanto llama la atención de las personas la primera vez que lo ven.

¿Y su sabor? La verdad es que nada tiene que ver con las otras variedades de té que hayas podido problar. Es una mezcla entre un sabor dulce y agrio, pero que resulta muy agradable, porque finalmente se notan una especie de notas florales y a melocotón que pocos tés pueden producir de manera natural. La explicación de este particular sabor se encuentra en que para elaborar esta variedad de té no sólo se utilizan las hojas de la Camelia Sinensis, sino que también se incluye parte del tallo de la misma. Algo que no se emplea en ningún otro tipo de té conocido.

Eso sí, nunca encontraremos el sabor a hierba que pudiera tener el té verde. En este sentido, se asemejaría más bien al té blanco. Algunas personas afirman, incluso, que podría tener semejanzas en cuanto al sabor con el té azul. Nosotros te proponemos que lo pruebes, si es que aún no lo has hecho, y nos digas cuál es tu veredicto y si lo prefieres a otras variedades de té o no te importaría incluirlo entre aquellos que siempre están presentes en la despensa de tu casa.

¿Y su aroma? ¡Te encantará porque es realmente fresco y limpio! Como si te acabaras de lavar los dientes. Por esta razón, aquellas personas que lo consumen de manera habitual, muchas veces, lo hacen en frío, si bien es cierto que para poder sentir todo el aroma y sabor del mismo, siempre será mejor que se tome caliente.

Tipos de té amarillo

Si el té amarillo es poco conocido, lo son menos aún sus variedades. Sin embargo, existen, aunque no hay tantas como las que pueda haber de té verde o de té negro, por ejemplo. Así las cosas, las variedades de té amarillo más conocidas son:

  • Chün Shan Yin Chin: es considerado como el de mayor calidad de las variantes que se conocen de té amarillo. Fue muy popular durante el reinado de la Dinastía Tang. Sin embargo, hoy en día es bastante difícil encontrarlo de manera habitual en los lugares donde se vende. ¿Quieres saber una curiosidad del mismo? La punta de sus hojas se queda mirando hacia arriba cuando se infusionan, un signo de buena señal para los chinos, de ahí que también les guste consumirlo por esta razón.
  • Jun Shan Yin Zen: es el más caro de la variedad, pero su producción es realmente escasa. Llama la atención el grosor de sus hojas en seco y en forma de aguja. Tiene notas vegetales, afrutadas y aporta una gran cantidad de minerales a nuestro organismo. Procede de la provincia china de Hunan.
  • Huang: originario de la provincia de Anhui, es la variedad de té amarillo que más se produce en China. Se estima que se cultiva desde hace más de 400 años y a diferencia de otras variedades de té amarillo, ésta tiene un proceso de fermentación algo más largo, por lo que sus hojas son algo más oscuras. Es la variedad de té amarillo que encontrarás en Aromas de Té.

Beneficios del té amarillo

Y llegamos a la parte que más interés suscita del mundo de los tés: los beneficios que nos aportan a nuestra salud. En concreto, en el caso del té amarillo cabe mencionar los siguientes:

  • Es rico en minerales: calcio, manganeso, hierro o fósforo, entre otros.
  • Ayuda a cuidar los huesos: gracias a su alto contenido en calcio
  • Ayuda a cuidar la salud bucodental: el calcio que contiene refuerza la salud de nuestros dientes. Además, evita la aparición de caries y elimina las bacterías que se pueden acumular en nuestra boca.
  • Es muy digestivo: gracias a su corto proceso de fermentación las enzimas que favorecen el tránsito intestinal aumentan, siendo un aliado ideal para aquellas personas que tienen digestiones lentas o cuando comemos en exceso.
  • Ideal para ayudar a adelgazar: por un lado, porque se trata de un té muy diurético – por tanto- ideal también para evitar la retención de líquidos- y, por otro, porque acelera el metabolismo, ayudando a quemar grasas.
  • Cuidar la salud cardiovascular: gracias a su alto contenido en antioxidantes – lo que, a su vez, mejora el aspecto de nuestra piel- reduciendo, además, la cantidada de colesterol malo en sangre, haciendo que esta última sea más fluida y reduciendo, del mismo modo, la presión arterial alta.
  • Mejora los problemas de visión: según se ha desprendido de algunos estudios científicos, los cuales, también aseguran que mejora la capacidad de concentración.

Cómo preparar y conservar el té amarillo

Si quieres tomar una taza de esta variedad de té sólo tienes que poner a calentar en un cazo la cantidad de agua que deseas añadir a tu tisanera y cuando el agua alcance los 75 grados, retiras y lo viertes sobre la taza de té donde, en el infusor, ya habrás puesto la cantidad equivalente a una cucharada de café – aunque esto es muy relativo y hay quien prefiere dos- dejándolo reposar de 3 a 5 minutos. Uno vez transcurrido este tiempo retiras el infusor y lo vas tomando poco a poco.

En caso de que lo quisieras tomar frío – como ya hemos dicho, son muchas las personas que lo hacen- puedes, o bien añadirlo hielo una vez se temple, pero ten en cuenta que esto aguará tu té, aunque es la manera más rápida de lograrlo o, por el contrario y, sin duda,la mejor opción, esperar a que se enfríe y meterlo en el frigorífico, al menos, durante dos horas.

Así que si te decantas por esta última opción, lo mejor es que lo prepares por la mañana y así lo tienes listo para el mediodía o para cuando vengas, por ejemplo, de darte un chapuzón en la playa o en la piscina o después de practicar algo de deporte. En verano y fresquito, ¡es una de las mejores opciones, sanas y naturales, que puedes consumir!

Cuándo se toma el té amarillo

Por supuesto, al igual que el resto de tés, el amarillo se puede tomar en cualquier época del año, aunque, por sus propiedades, es especialmente bueno para época de exámenes, época de resfriados o de comidas copiosas, como puedes ser las navidades.

En cuanto al momento del día, se recomienda, especialmente, hacia el mediodía, después de las comidas o en la merienda. Aunque no contiene mucha teína, tampoco es recomendable tomarlo muy cerca de la hora a la que te vayas a acostar.

Dónde comprar té amarillo

Seguro que tienes bastantes más opciones, pero...ya que estás en Aromas de Té...¿qué te parece si haces tu pedido ahora mismo? Lo vas a recibir en 24/48 horas y los portes son gratuitos a partir de 20 euros, garantizándote, por supuesto, la calidad del mismo, pero...en realidad....¿sabes qué es lo mejor? La experiencia tan agradable que te vas a llevar cada vez que consumas una taza de té amarillo. ¡Pruébalo y nos cuentas!

 

- Leer más -- Leer menos -
Hay 2 productos.

Té amarillo, Té verde, trozos de melocotón, Pai Mu Tan, physalis, flor de girasol, flor de jazmin y aroma natural.  2 a 3 Min. 1 Cucharada de Café 75ºC

Hay tés que sorprenden por la combinación de ingredientes, pero el té amarillo lo hace por su sabor único. Suave y menos denso que el té verde, es el té que mayor cantidad de flúor contiene, por lo que es ideal para cuidar la salud de tus dientes.   Té amarillo.  3 a 5 min.   1 Cucharada de Café  75º

Mostrando 1 - 2 de 2 artículo