Café Espresso 

Dicen los expertos baristas que el café expresso es la forma más pura de tomar un café, así como la base de cualquiera de ellos. Para entender tanto el origen como la esencia de este tipo de forma de prepararlo nos tenemos que trasladar hasta la Italia de comienzos del siglo XX.

Concretamente, nos vamos a trasladar hasta 1901, momento en el que...

Dicen los expertos baristas que el café expresso es la forma más pura de tomar un café, así como la base de cualquiera de ellos. Para entender tanto el origen como la esencia de este tipo de forma de prepararlo nos tenemos que trasladar hasta la Italia de comienzos del siglo XX.

Concretamente, nos vamos a trasladar hasta 1901, momento en el que creó el primer prototipo de máquina expresso, fruto, sin duda, de la revolución industrial que se vivía en ese momento. Fue Luigi Bezzara  quien consiguió elaborar el primer café rápido y caliente, respondiendo así a la definición de café expresso en Italiano.

Pero ese sólo fue un prototipo industrial. Tuvieron que pasar cuatro años más, 1905, cuando  Desidero Pavoni comenzó a producir las primeras máquinas de café expresso comerciales. A la misma se le llamó La Ideale, aunque poco tiene que ver con las máquinas de café expresso actuales.

Poco a poco este tipo de máquinas fueron calando en la sociedad italiana y, de hecho, para 1920 ya había diferentes bares que ofrecían este tipo de servicio, especialmente entre los trabajadores que demandaban una buena inyección de cafeína y de manera rápida.

Esto es sólo parte de la historia del expresso, pero podríamos pasar horas hablando de ella, cuando lo que de verdad nos importa es el tipo de café que se utiliza para elaborarla, así como la forma de hacerlo o las diferentes recetas que se pueden elaborar con el mismo, es decir, las diferentes maneras de elaborarlo y tomarlo.

Ahora mismo voy a pasar a explicarte esto, pero antes, si me dejas, me gustaría contarte una anécdota con respecto a la historia del expresso. ¿Sabías que la misma está asociada a la aparición de la palabra barista?

Así es y no, no nos tenemos que venir hasta nuestra época para hablar de ello, ya que este término se acuñó en Italia en 1938, porque a Mussolini y a su movimiento la palabra barman, que era la que se utilizaba con anterioridad para definir a los profesionales del sector, este término les parecía muy americano y quisieron buscar otro que sonara más italiano. Fue así como surgió la palabra barista.

Qué es el café expresso

Probablemente esta variedad sea una de las que más consumas al cabo del día y a lo mejor no lo sabías. Pero, ¿qué es un café expresso? Si te parece, voy a explicarte algunas de sus propiedades y características

  • Aromático: aunque no seas un maestro cafetero, enseguida notarás la diferencia entre un café expresso y otro que no lo sea, ya que el aroma del primero es realmente embriagador y potente. Por lo general, suele tener notas florales, con toques a frutas y a chocolate. Al menos así debería de ser el café expresso italiano por excelencia. 
  • Sabor: las notas que acabo de mencionar que se sienten en nariz, también lo harán en lo boca y durante largo rato, ya que el efecto que produce es duradero.
  • Redondo: es un café suave, en el que la acidez y el sabor amargo están perfectamente equilibrada, sin que ninguno predomine sobre el otro.
  • Color: por lo general, avellana, aunque tiende a color marrón oscuro. La crema que se crea en la parte superior es muy fina y hay ausencia de pequeñas burbujas (al menos si está bien preparado).

Así las cosas, no es de extrañar que este tipo de variedad sea una de las preferidas de los entusiastas cafeteros. Una variedad a la que no se le pueden añadir ni aromas ni otros sabores, ya que eliminarían su pureza.

Además de las mencionadas características, no debemos olvidar que este tipo es la forma más pura de consumir esta bebida gracias a la fuerza que ejerce la presión del agua sobre los granos de café. De hecho, la presión, así como la calidad del agua y del grano de café serán lo que determinarán la calidad final de la infusión.

Así las cosas, no es de extrañar que los maestros baristas sean unos grandes “ingenieros” de las máquinas para expresso, de manera que les puedan sacar el máximo partido y que esto lo noten sus clientes.

Cómo se prepara un café expresso

En el bar o en la cafetería tendrás que confiar en el arte de la persona que te lo prepara, pero si lo haces en casa, te aconsejo que tomes nota de los siguientes datos:

  • Utiliza agua mineral en lugar de agua de grifo. De esta manera conseguiremos, por un lado, que el sabor del agua no influya en nuestra bebida y, por otro, que la cantidad de cal sea mucho menor. Aún así y en lo que respecta a la cal, te recomiendo que limpies tu máquina cada dos meses, utilizando unas pastillas adecuadas para tal fin.
  • La cantidad. Los baristas recomiendan 7 gramos de café expresso por cada taza y, un pequeño consejo: cuando lo pongas en tu cafetera, dale un pequeño toque al dosificador, de manera que se reparta el polvo de forma uniforme.
  • ¡Ojo con el tiempo! El café expresso se hace rápido, pero no estará listo hasta que el café que salga de la cafetera sea homogéneo y tenga un flujo continuo. Si ves que esto no sucede, prensa el café más fuerte.

Una vez preparad, para que todo salga redondo también hay que tener en cuenta la taza en la que se sirve. Y es que el café expresso italiano por excelencia se sirve en taza blanca, de porcelana y pequeña. Tendrá la cantidad justa para beberlo, prácticamente, de un sorbo.

Pero no sólo eso, ¿quieres saber un truco para saber si lo has preparado bien o no? Fíjate en la espuma superior que queda: si no está, es que está mal hecho y si está, pero tiene grumos, también. Ten en cuenta lo que te he dicho más arriba: es fina y de color rubio.

A este respecto, siempre que pidas este tipo de café en un bar, lo mejor es que te lo tomes en la barra. ¿Por qué? Porque si esperas a tomártelo tranquilamente en la mesa, la espuma desaparecerá y te perderás la esencia más pura, ya que es en ella donde más se sienten el sabor y el aroma que antes he comentado.

Por supuesto, a este tipo no se le suele echar leche, pero en los últimos años, con el auge de las cafeteras monodosis para utilizar en casa, cada vez hay más variedades y, entre otras, una conocida marca de máquinas de café expresso para hogar ha elaborado el expresso macchiato, que no es otra cosa que el expresso de toda la vida, pero con una gota de leche, de manera que suaviza el sabor y, por supuesto, cambia el color.

Diferencias entre café expresso, americano y ristretto

Cortado, sólo o con leche suelen ser las formas más comunes de pedirlo en España, pero con el auge del turismo, que tenemos total acceso a la información de otros países y la culinaria siempre triunfa, así como con el aumento de las máquinas monodosis de café y las tiendas especializadas en este producto, cada vez es más normal escuchar otro tipo de formas de pedir café.

Y, precisamente, una de ellas es el americano. Un café largo al que se le ha añadido agua. Esto hace que el sabor intenso sea menor y, por tanto, más agradable de tomar para aquellas personas a las que no les gusta el sabor puro del café.

Pero no podemos confundir un americano, con un expresso lungo o café largo, que es como se le conoce en España. El lungo se caracteriza por hacerse con una cantidad mayor de café y de agua que en el caso del expresso normal y es más amargo que el americano.

Por el contrario, cuando hablamos de expresso corto o ristretto estamos hablando de un café elaborado con la mitad del agua del expresso original, de manera que la bebida que se obtiene es mucho más concentrada. Así las cosas, si pides un ristetto este será más ácido y de sabor mucho más fuerte, pero no es para nada recomendable para las personas que tienen delicado el estómago.

Y tú, ¿sabes diferenciarlos? ¿Tienes preferencia entre alguno tipo de café expresso?

- Leer más -- Leer menos -
Hay 4 productos.

Sabor amargo y picante, que no pierde la dulzura básica de todo buen expresso. Es el resultado de la mezcla entre granos Indonesia y Brasil.

Café muy apreciado por los amantes del café expresso, ofrece un sabor intenso, fuerte y picante. Ideal para el Capuccino o Latte Macchiato.

Con un distintivo sabor a madera terroso, este café impresiona por su fuerza y sabor, que deja un postgusto largo y agradable.

Café 100% arábica, elaborado con los mejores granos de Brasil, África y Asia, combina sabores dulces y especiados. Aroma complejo y fino.

Mostrando 1 - 4 de 4 artículo