Astenia primaveral: dile adiós con plantas medicinales y otros consejos naturales

993 Vistas 49 Liked

“Te juro que no sé qué me pasa, pero estoy agotada sin hacer nada”. Esa es la frase que, aseguran los especialistas en salud, más se repite cuando reciben en su consulta a pacientes que sufren la conocida como “astenia primaveral”. Algo que también corroboran los profesionales de la salud natural, los cuáles ven cómo sus consultas aumentan con la llegada de la primavera o la venta de productos para combatir el cansancio, principal causa de la astenia primaveral, se dispara.

Lo más curioso de todo es que a pesar de que se le ha dado nombre al conjunto de síntomas que sufren en común las personas que padecen astenia primaveral, la medicina no la cataloga como un cuadro de enfermedad. El doctor Nicolás García, especialista en Medicina Interna de la Clínica Universidad de Navarra, lo explica así en el blog de la Clínica: “No es que haya propiamente un cuadro que sea ‘astenia primaveral’, porque la primavera en sí no produce cansancio; pero sí que es una época en la que, por una serie de circunstancias distintas, acuden con mayor frecuencia a nuestra consulta personas que sufren una fatiga severa”.

Por su parte, el doctor Miguel Martín Almendros, de SEDCA (Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación) explica que la astenia primaveral se produce por la adaptación que sufre nuestro reloj biológico (encargado de regular, entre otros aspectos, las horas de sueño, el apetito o la temperatura corporal) a la hora de enfrentarse a más horas de luz y a temperaturas más altas que las del invierno.

Las recomendaciones que se suelen dar tienen mucho que ver con seguir una serie de hábitos saludables, medicación específica, en el caso de que derive de otro tipo de problemas más graves, así como con tomar complementos vitamínicos. Las infusiones a base de plantas medicinales también son un excelente aliado para estos casos.

¿Qué es y cuáles son sus síntomas?

Ni afecta más a las mujeres, ni se da sólo en casos de personas quejicas. La astenia primaveral puede afectar a cualquier persona, aunque los que más lo sienten son los adolescentes, así como las personas entre los 20 y los 50 años. De hecho, se estima que 1 de cada diez personas de esta franja de edad, la sufren cada año. En el caso de España, se estima que la sufre el 40% de los españoles, según datos del portal Infosalus.

La misma se puede dar en una ocasión concreta, o repetirse en diferentes años, especialmente si está relacionada con un problema vírico. De hecho, este cambio de estación se nota más que los otros porque coincide con:

  • Infecciones virales

  • Aumento de la polinización

Estos 2 factores hacen que haya personas que sean propensas a sufrir la famosa astenia primaveral, pero que tiene derivada de otros problemas de salud, como las alergias, así como otros problemas psicológicos que florecen con mayor virulencia en esta época del año. De hecho, de la astenia primaveral se detectan, con posterioridad, enfermedades relacionadas, por ejemplo, con problemas respiratorios, que se manifiestan con el paso de los años.

Entre los síntomas más comunes se encuentran los siguientes:

  • Fatiga intensa

  • Dificultad para conciliar el sueño

  • Falta de apetito

  • Irritabilidad

  • Tristeza

  • Dolores de cabeza

  • Tono vital bajo

  • Problemas de memoria

Si tienes estos síntomas, te aconsejo que visites a tu médico de cabecera para que te haga un diagnóstico. Es muy probable que sea astenia y que en 2 ó 3 semanas desaparezca igual que ha venido, pero también es muy probable que te recomienden seguir ciertos hábitos saludables (o tenerlos más en cuenta; intensificarlos), así como tomar algún complemento vitamínico, alimentos concretos o, en los casos más severos, algún tipo de medicamento.

Hábitos para vencer la astenia primaveral

Como ya te he comentado, una de las primeras recomendaciones que médicos y profesionales de la salud natural te van a recomendar es llevar a cabo unas pautas concretas para reducir esos síntomas que antes he mencionado. Entre algunos de los más comunes se encuentran los siguientes:

  • Respetar las horas de sueño: independientemente de si te cuesta más o menos conciliar el sueño estos días, es importante que descanses y te relajes, así que procura estar acostado (y dormir) las horas que tu cuerpo necesita; entre 6 y 8, dependiendo de tu ritmo de vida y de tu estado y no más de 10, porque tu cuerpo también se va a resentir.

  • Respetar los horarios de las comidas: a veces, el ritmo de trabajo o de vida que llevamos hace que queramos hacer demasiadas cosas y nos saltamos las comidas. Sin embargo, hacer las 3 comidas más importantes del día es básico para ingerir las cantidades de nutrientes que nuestro cuerpo necesita, así como tomar algún refuerzo a media mañana y a media tarde, que nos haga llegar sin problemas a la siguiente comida importante del día.

  • Comidas saludables: al hilo de lo anterior, se recomienda evitar comidas pesadas e ingerir comidas saludables, donde la verdura y las legumbres supongan el 50% de la ingesta diaria, el resto se puede completar con fruta, cereales integrales, carne y pescado.

  • Beber agua: siempre es recomendable, pero en estos casos más que nunca, tu cuerpo necesita estar hidratado para responder a sus necesidades. En función de tu estado de salud y necesidades, los expertos recomiendan beber entre 1,5 y 2 litros de agua al día. Si te cuesta tomar agua sola, también lo puedes completar con infusiones sin azúcares añadidos.

  • Deporte moderado: a pesar de que estés cansada, el deporte viene genial. Así que si en lugar de ir a una clase de deporte duro, sales a caminar a buen ritmo durante 30 minutos al día, eso te ayudará a liberar endorfinas,dormir mejor y estar más contenta. Si quieres, puedes llevar música contigo o escuchar algún podcast para que se te haga más agradable.

Plantas medicinales para la astenia primaveral

Como siempre, sabes que nosotros apostamos por lo natural, por lo que aquí te pasamos un listado de plantas medicinales, ideales para combatir la astenia primaveral:

  •  verde: porque tiene un efecto estimulante y ayuda a reducir el cansancio.

  • Espino blanco: ya que ayuda a reducir los dolores de cabeza de manera natural, así como el estrés y la ansiedad que supone para el ser humano sufrir astenia primaveral.

  • Ginseng: que refuerza la actividad mental y fortalece el estado físico, además de mejorar el sistema imnulógico.

  • Hipérico: ideal para combatir el cansancio, así como para mejorar el estado anímico de las personas.

  • Jengibre: pocas palabras hacen falta para definir todas las bondades del jengibre. En lo que respecta a la astenia primaveral, cabe mencionar que aporta vitalidad y bienestar, ayudando a mejorar nuestras defensas naturales.

Por supuesto y aunque no es una planta medicinal, la jalea real es más que recomendable para esta época del año.

Del mismo modo, especias como el cacao puro o la canela te ayudan a reducir los síntomas de la astenia primaveral, especialmente en lo que a recuperar fuerzas y mejorar el estado anímico se refiere.

Infusiones para combatir la astenia primaveral

Teniendo en cuenta todo lo que te acabo de mencionar, he seleccionado para ti algunas de las mejores infusiones para superar estos síntomas:

Estas son sólo algunas opciones, pero hay muchas más. Si te parece, escríbenos en comentarios y te responderemos encantados. ¡Te espero en el próximo post!

¿Qué te ha parecido? Deja tu opinión.

Date de alta para poner tu comentario