Miniguía sobre la cafeína y el té: cantidades, cuáles tienen más o menos y algunas curiosidades

973 Vistas 54 Liked

"Yo, a partir de cierta hora, no puedo tomar ni té, ni café". ¿Te suena esa frase? Puede que tú mismo lo hayas dicho en más de una ocasión. Y, sin embargo, hay otras personas que toman té o café en cualquier momento del día y no les afecta para nada y un tercer grupo de personas a las que les afecta una bebida, pero no la otra.

Desconozco en cuál de ellos te encuentras tú y me encantaría que me lo dejaras en comentarios para conocerte un poco mejor. Pero si te parece, antes te invito a que sigas un ratito conmigo, continúes con la lectura de este artículo y, al final del todo, me cuentes qué te parece este tema que tanto debate crea.

Porque sí, el consumo de cafeína o téina (es lo mismo, después paso a hablar de ello) siempre genera cierta controversia, especialmente entre aquellas personas que consideran que no se pueden tomar más de x tazas de té o café al día y las que apuestan por tomar aquellas que tu cuerpo te pida, en función del día o de tu organismo, alegando que el cuerpo es inteligente y sabe enviarte señales de si algo te está sentando bien o mal.

Polémicas aparte, hoy quiero hablarte sobre esta sustancia presente en el té y en el café, sobre las cantidades que tienen cada una de las variedades de té, así como algunos datos curiosos sobre algunas variedades de té que, quizá no conocías o de las que, por lo general, se escucha muy poco hablar.

Como siempre, te invito a que te prepares una taza de la infusión que más te guste, te sientes cómodo y sigas leyendo el artículo que, por otro lado, espero que te resulte interesante y ameno de leer. ¡Comenzamos!

¿Qué es la teína?

1827. Esa es la fecha que marcó un momento clave en la historia reciente del té, ya que fue entonces cuando se descubrió que la planta del té, la Camelia Sinensis, contenía teína (a no confundir con la teanina, que es un aminoácido que aporta efectos ansiolíticos).

Y, ¿por qué digo que esa fecha es clave en la historia reciente del té? Porque, años más tarde, se ha descubierto que, en realidad, la teína y la cafeína son exactamente la misma sustancia, sólo que está presente en dos plantas diferentes. Por tanto, de aquí en adelante, voy a utilizar ambos términos para referirme a la misma sustancia.

Eso sí, según se ha demostrado también, el efecto de la cafeína del café actúa de manera más rápida en nuestro organismo (de ahí que muchas personas lo tomen para despertarse por las mañanas), pero también dura menos que la cafeína o teína del té, que actúa de manera más lenta, pero dura más tiempo (se estima que entre 2 y 3 horas).

¿Y esto a qué se debe?A que el té contiene polifenoles que frenan los efectos de la cafeína en el organismo. Puede que, por eso, a muchas personas no les afecte tomar café a partir de cierta hora, pero sí té, tal y como comentaba al comienzo de esta miniguía sobre la cafeína.

Dicho esto, ¿qué es exactamente la teína o cafeína? Se trata de un alcaloide, de sabor amargo y color transparente, que actúa como estimulante en nuestro organismo. La misma está presente en el té y en el café, pero también en otras plantas como el guaraná, el cacao puro o el mate. De ahí que todos tengan ese efecto estimulante (algunos en mayor medida que otros) y que, al natural, tengan un toque amargo, que varía en función del tipo de producto que estemos hablando.

Efectos de la teína

Por supuesto, van a variar en función de la persona que toma aquellos productos naturales que contengan este alcaloide e, incluso, dentro de la misma persona, en función de su estado emocional y físico (seguro que tú también te has preguntado más de una vez por qué hay días que el café te hace efecto y otros que no, o por qué algunos días lo notas más que otros). Sin embargo, los efectos generales de tomar una taza de té con cafeína son los siguientes:

  • Estimulan nuestro sistema nervioso: de ahí que estemos más activos.

  • Nos hacen estar más atentos a lo que sucede a nuestro alrededor: por lo que muchas personas lo toman para mantenerse despiertos mientras conducen o cuando tienen largas horas de estudio por delante, por ejemplo.

  • Mejora el rendimiento deportivo: por lo que muchos deportistas toman un té, especialmente rojo o negro, antes de comenzar su rutina.

  • Reduce la sensación de cansancio: y así puedes afrontar de mejor manera el día, aunque este punto está relacionado con el primer y el segundo punto.

  • Mejora el rendimiento intelectual: y protege las funciones que tiene el cerebro para que podamos aprender.

Todos estos efectos hacen que tomar té o café no sea para todo el mundo (al menos, si se toma con teína), pero ya sabes que hay un montón de alternativas, tanto de infusiones como de café. Por ejemplo, tomando café sin cafeína o rooibos en el primer caso, entre otros.

Pero, ¿para quién no está aconsejado? Para personas que tienen problemas relacionados con el sistema nervioso, con la salud cardiovascular o en el caso de las embarazadas. Sin embargo, es cierto que en el caso de las personas con problemas de salud cardiovascular, hay estudios que indican que sí que pueden consumir 1 o 2 tazas de té blanco al día, debido a su bajo contenido en teína.

Eso sí, ya sabes que si es tu caso, nosotros siempre recomendamos que lo consultes antes con tu médico de cabecera o especialista, ya que es el que mejor conoce tu estado de salud.

Variedades de té y cantidad de téina

Que el café tiene más cantidad de cafeína que el té es algo que seguramente ya sepas, así que no nos vamos a detener en este punto. Pero, ¿sabrías decirme qué variedades de té tienen más cantidad de téina que otros? Te lo cuento a continuación y clasifico las variedades, de menor a mayor, en función de la cantidad de cafeína-teína que contiene cada uno de ellos:

  • Rooibos: considerado un té y no una infusión herbal, no contiene ni un sólo gramo de teína, por lo que se puede tomar en cualquier momento del día, sin miedo a los efectos de la cafeína.

  • Té blanco: se estima que contiene entre 1 y 5 mg de teína por cada taza. Sin embargo, dependerá de las variedades de té blanco.

  • Té rojo: la cantidad es muy similar a la del té blanco, aunque en algunos casos es superior y, en otros, puede ser incluso menor.

  • Té verde: es uno de los más consumidos en nuestro país y la variedad que se encuentra en el punto medio (por lo general, pero hay alguna variedad que tiene mucha cantidad). La cantidad estimada es entre 8 y 16 mg por taza).

  • Té oolong: la suavidad de su sabor y aroma podría engañar nuestros sentidos a primera vista, sin embargo, la mayoría de las variedades de oolong contienen más cantidad de teína que las citadas hasta el momento, entre 10 y 55 mg por taza. Como ves, en función del tipo de oolong que consumamos, la cantidad de teína varía sobremanera.

  • Té negro: es la variedad de té que, a priori, más cantidad de teína contiene entre 25 y 100 mg por cada taza de té. Sin embago, como te he venido contando hasta el momento, hay variedades de té verde o té oolong que contienen más teína que cualquier té negro.

Curiosidades sobre el té y la cafeína



Como te acabo de decir, la cantidad de teína- cafeína que puede contener una taza de té en función de la variedad de la que se trate puede cambiar sobremanera. Así las cosas, quiero aprovechar las últimas líneas de este post para mencionarte algunas de las variedades de té que más y menos cantidad de teína tienen en el mundo.

  • Hongyacha: recientemente descubierto en China, este té que crece en el sur del país, concretamente en las montañas de Fijian, a 700-1000 metros de altura, parece ser que no contiene teína o muy poquita cantidad y que tendría grandes beneficios para cuidar la salud cardiovascular. De momento siguen estudiando sus propiedades, pero sería un excelente descubrimiento para todos los amantes del té.

  • Yin Zhen: a pesar de ser una variedad de té blanco, es una de las variedades que más cantidad de teína contiene.

Por último, cabe mencionar que la cantidad de teína-cafeína de una planta de té está relacionada, no tanto con la variedad (como has podido comprobar más arriba, si bien es cierto que existe esa clasificación), sino con la edad de la planta, la cantidad de brotes que contenga o si se trata de plantas originales o clones de las mismas, entre otros factores.

Y, ahora sí, ya termino y te vuelvo a plantear la misma pregunta de arriba. ¿Te afecta el té a partir de cierta hora? ¿En qué medida? ¿Lo hace más que el café? ¿No te afectan en absoluto ni uno ni otro producto? ¡Me encantará que me lo cuentes!

¿Qué te ha parecido? Deja tu opinión.

Date de alta para poner tu comentario