Maridajes con té: dime qué producto tienes y te diré con qué té casa mejor

936 Vistas 54 Liked

Cuando viajas a países como China o Japón son muchos los aspectos y costumbre de los mismos que te llaman la atención, pero, sin duda, uno de los más claros es el de la gastronomía y todos los ritos o hábitos alimentarios. Llaman mucho la atención.

En primer lugar, por el tipo de productos que consumen y en segundo lugar, por la manera de hacerlo. Entre esas costumbres se encuentra la de comer con infusiones en sus comidas o cenas. Algo que, por ejemplo en España, se nos hace muy extraño, aunque, en nuestro caso, es algo más que habitual. ¡Nos encanta maridar el té!

Por esta razón, hoy queremos contarte cómo puedes maridar diferentes variedades de té con productos de consumo habitual. ¡Empezamos!

Maridaje según variedades de té

Vamos a empezar por lo sencillo: os decimos una variedad de té y, a continuación, os hablamos de los tipos de alimentos que mejor casan con esa variedad. En el segundo apartado nos centraremos en productos más concretos.

  • Maridajes con té verde: éste es uno de los más consumidos en las mesas chinas y japonesas. ¿Sabes por qué? Porque el té verde marida a la perfección con el sushi, con pescados, aves y verduras, que son los alimentos principales de estos países. Las variedades de té verde que se utilizan son diversas, pero entre las principales cabe señalar el té verde sencha o el té verde China Gunpowder.
  • Maridades con té rojo: además de combinar perfectamente con frutas o postres que se elaboran con cremas, lo cierto es que este tipo de té, al ayudar a reducir grasas, es perfecto para comidas que lo llevan, así como con carnes, por norma general. Si estás pensando en una comida concreta, los rollitos de primavera o un asado con salsa grasa, maridará genial con té rojo. Entre algunas de las variedades de té rojo más empleadas en las mesas chinas y japonesas se encuentra el té rojo pu erh Cherry, ya que el sabor de la cereza japonesa contrarresta muy bien con las carnes.
  • Maridajes con té blanco: al ser un té de sabor muy suave y ligero, casa a la perfección con su alter ego, es decir, son productos de sabores suaves y ligeros, de manera que no se le quita sabor a estos, pero sí se le da el toque agradable del té blanco. La pasta, en especial con el arroz, pero también los pescados blancos o las ensaladas casan a la perfección con esta variedad de té. Uno de los más empleados en este sentido es el té blanco pai mu tan
  • Maridajes con té negro: similar en características al té rojo, el té negro marida muy bien con carnes, especialmente las ahumadas o marinadas, así como con mariscos de sabor fuerte y huevos. De hecho, existe un plato muy típico que se hace con huevos cocidos y té negro. El aspecto de los huevos no es el más atractivo tras infusionar, pero el sabor es exquisito. En el caso de los tés negros, algunos de los más empleados son: el té negro Darjeeling Himalaya y el té negro Lapsang Souchong.

Maridajes con té según alimentos

Como te decíamos antes, en el apartado anterior nos hemos centrado en los productos generales, pero ahora queremos ir a algunos productos concretos, pero no lo haremos de cualquier manera. Como queremos que tomes este tipo de infusiones en la comida, vamos a ir por orden de platos y luego serás tú quien tenga que decidir con qué té acompaña su comida o cena de hoy. ¡Empezamos!

  • Maridar té con primeros platos: o los que habitualmente así se consideran, como puede ser la pasta, las verduras o las cremas, principalmente.
    • Arroz basmati: marida a la perfección con el té blanco pai mu tan chai, ya que ellos lo preparan siempre con especias, al igual que el té chai. Ninguno le resta valor al otro, pero se complementan a la perfección.
    • Ensalada: con el té verde Lunching, que tiene un toque cítrico que casa perfectamente con las ensaladas que son frescas y se aliñan con limón o vinagre, para darles más sabor. 
    • Verduras y algas al vapor: un plato típico de la comida japonesa y que se recomienda tomar con té verde sencha. En el caso de que las verduras sean asadas nos iremos a alguna variedad más fuerte de té oolong. 
    • Platos de patatas y otros tubérculos cocidos: también maridan a la perfección con tés verdes y si se le añade alguna especia fuerte o se maridan, entonces, habrá que cambiarlo por tés negros. 
    • Cremas de verdura: que casa a la perfección, por el tipo de textura que tienen, con un té verde Long Gin, una variedad no muy conocida en España, pero que tiene muy buena acogida en China. 
  • Maridar té con segundos platos: tanto carnes, como pescados entran en esta categoría, además de otros productos como los huevos, en todas sus maneras de ser preparados.
    • Pechuga de pavo: al tener un sabor suave y normalmente cocinarse a la plancha, se recomienda con un té verde. En concreto, uno de los que mejor marida es el té verde hojicha. 
    • Merluza: y otros pescados blancos, al ser de sabor suave, lo mejor es maridarlos con un té blanco Pai Mu Tan de calidad.
    • Carne a la parrilla: en este caso, si sólo es la carne, te recomendamos que lo marides con un té oolong Puchong. En caso de que lleve verduras de acompañamiento, mejor opta por un té azul Se Chung, al tener características más similares al té verde. 
    • Huevos cocidos: un clásico en cualquier cocina del mundo y que se prepara en un momento, además de ser muy saludable, te recomendamos que lo marides con un té negro Darjeeling Himalaya
  • Maridar té con postres: tanto dulces, como salados, porque lo importante es terminar la comida o la cena con ese regusto que te resulta tan agradable en la boca.
    • Quesos: en este caso va a variar un poco en función de la variedad del queso, pero, por lo general, es el té oolong el que mejor casaría con este producto que bien puede ser servido de postre, como de aperitivo de una comida o cena. Para los quesos ahumados, sin embargo, se agradecen más los tés.
    • Chocolate: al igual que los ingleses, grandes amantes del té, siempre han unido chocolate y té verde en su bombón más internacional, en este caso también te invitamos a hacerlo. Y, por ejemplo, que lo hagas con un té verde matcha natural o con te matcha sabor a naranja, para que contrarreste. Hay quien también aconseja tomarlo con un té verde moruno para potenciar el sabor de la menta de esta variedad.
    • Frutos secos: las nueces se sirven, muchas veces en el postre, con queso y membrillo. En este caso, te vamos a recomendar que tomes con un té rojo o con un té negro que lleve la variedad Assam, como es el caso del Breakfast Eco.

Y hasta aquí las sugerencias de maridaje de hoy. Esperamos que te hayan dado muchas ideas para que, a partir de ahora, te atrevas a introducir el té en tus comidas y no sólo como condimento del plato, sino como acompañamiento.

Si te ha gustado, por supuesto, nos encantará que nos lo cuentes en comentarios y que lo compartas en redes sociales. ¡Hasta el próximo post!

¿Qué te ha parecido? Deja tu opinión.

Date de alta para poner tu comentario