Ideas para reutilizar las tazas y las teteras

1481 Vistas 46 Liked

Obsolescencia programada. Este término que tanto se ha escuchado en documentales e informativos está relacionado con la duración que, hoy en día, se estima o espera de los aparatos electrónicos.

En mi opinión y más allá de que esto sea cierto, esto está muy relacionado con nuestro modo de vida y la sociedad consumista en la que vivimos. Si te das cuenta, muchas veces no tenemos paciencia para esperar a que se nos estropee la cámara o el móvil y queremos cambiarlo a pesar de que funcione a la perfección y de que, en la mayoría de los casos, no sea necesario hacerlo.

Así que, en el fondo, que estos productos vengan con obsolescencia programada...casi que no nos importa en muchos casos. 

Probablemente te estés preguntando ¿por qué te hablo de esto? si en realidad, yo tenía que hablarte de la segunda vida que se le puede dar a las tazas y a las teteras. Pues bien, está muy relacionado.

Al hilo de lo que te decía que yo estoy convencida de que esa obsolescencia está muy relacionada con nuestra forma de vida, también me doy cuenta de que, muchas veces, se dejan de utilizar los objetos más cotidianos, por el simple hecho de utilizar otros nuevos y no nos damos cuenta del daño que esto está haciendo a nuestro entorno.

No hay más que ver este febrero tan atípico que acabamos de pasar, con temperaturas primaverales, por no decir veraniegas en algunos puntos de España, mientras que al otro lado del Océano Atlántico acaban de vivir una ola de frío de récord, con temperaturas por debajo de los 20 grados en ciudades como Chicago o Washington.

Así que hoy, con este artículo, me gustaría aportar mi granito de arena para que, siempre que te sea posible, recicles tus tazas de té y teteras, con las ideas que he recopilado para ti.

¿Te apuntas? Pues coge papel y boli, porque...¡empezamos!

6 ideas para reciclar tazas y teteras

Estos días atrás he visto varias ideas que me han gustado mucho. Algunas son muy típicas y otras, al menos yo, no las conocía. En todo caso, espero que te resulten de utilidad:

  1. Macetero: es, sin duda, la más común. Una vez se rompen las asas de las teteras y tazas o, simplemente, nos cansamos de ellas, son muchas las personas que las utilizan como pequeños maceteros. La verdad es que quedan genial para adornar, pero también para cultivar pequeñas plantas, al más puro estilo minimalista y poner una colección en el balcón o dentro de casa, en función de lo que queramos plantar o de si se trata de una planta real o de plástico, pero que dé un toque de color a la decoración de un espacio. Si esta es la idea que tienes, sólo tienes que echar un ojo a las diferentes plantas pequeñas que existen y ponerte manos a la obra. Lo más típico suelen ser los cactus minis, que se utilizan para poner junto a los ordenadores y que no nos influyan tanto sus emisiones. De hecho, son muchas las personas que aseguran gracias a ello han disminuido dolores de cabeza que antes tenían, gracias a esta planta. Lo mejor es que no necesita casi cuidados, así que es perfecta para aquellos a los que no les gusta tener que estar pendientes de las plantas.
  2. Portabolígrafos: en este caso hablamos sólo de las tisaneras y, en especial, de las más altas, porque las tisaneras bajas no están pensadas para estos menesteres, a diferencia del caso anterior, para lo cual son perfectas. Aquí te puedes encontrar con 2 casos: uno, en el que la tisanera esté completa, pero ya te hayas cansado de ella. En ese caso y para que la veas algo diferente, te recomiendo que la pintes a mano o la forres con algún papel bonito que te agrade para, finalmente, llenarla de lápices y bolígrafos que utilices a diario mientras trabajas o estudias; dos, el caso en el que se te haya roto el asa. Para éste, antes de hacer los pasos que te acabo de mencionar, lima la zona rota del asa, de manera que evites cortes innecesarios. Hay quien pone un poco de papel maché y le da una forma diferente a la taza: por ejemplo, una nariz de payaso, la trompa de un elefante...
  3. Velas: en este caso, volvemos a las tazas de té bajas; las más clásicas, aunque también puedes utilizar las altas, pero necesitarás de más cantidad de cera. Eso sí, te durarán más. Es cuestión de valorarlo. En todo caso, vas a necesitar unas 6 velas grandes de un color concreto que derretirás al baño María,y añades unas gotas del aceite esencial que más te guste. Una vez bien mezclado y derretido, sólo tienes que pegar una mecha a la taza y añadir el líquido derretido. Mientras lo viertes, sujeta la mecha y cuando termines de verter todo el contenido, pon 2 palos para que la mecha se sostenga, mientras la cera se va enfriando. Este proceso dura, más o menos, una hora.
  4. Lámparas: de antemano te digo que, salvo que el material con el que estén hechas sea muy transparente, no van a ser las lámparas que más luz te vayan a dar, pero es verdad que se trata de una decoración muy divertida e ideal para terrazas o habitación donde la creatividad esté presente. Hacerlas es muy fácil, sólo tienes que hacer un agujero del mismo tamaño que el cable de luz que colgarás desde el texto, introducirlo por la misma y añadir la bombilla. Algunas personas pegan el plato de la taza a las mismas, de manera que se completa el pack de té. En este caso, te recomiendo que utilices tazas bajas. 
  5. Plantas aromáticas: si te gusta cocinar, estoy segura de que esta idea te va a encantar. Antes te hablaba de utilizar las tazas y las teteras a modo de macetero, pero lo que ahora te planteo es que tengas tu propio espacio de plantas aromáticas cultivadas por ti, en la cocina, utilizando viejas tazas y teteras. De esta manera, no sólo te asegurarás de tenerlas siempre a mano, sino de que siempre estén frescas. Por cierto, alguna seguro que la puedes utilizar para aromatizar, aún más, alguno de tus tés o infusiones favoritas.
  6. Comederos para pájaros: si tienes la suerte de tener un jardín o un balcón del que poder colgar maceteros o, en este caso, comederos para pájaros, podrás utilizar tus viejas tazas de té (las bajas) e, incluso, sus platos, para comederos y bebederos de pájaros. Sólo tienes que pegar el plato a la taza, hacer unos pequeños agujeros en el primero, de manera que pueda pasar por ahí la cadena y atarlo al techo o a un árbol e introducir la comida o el agua. ¡Los pájaros te lo agradecerán! Y tú verás ese bonito espectáculo de tu jardín o terraza a la que acuden estos simpáticos animalitos. Lo más normal es que vengan pequeños gorriones.

Una sección de tazas y tisaneras

Una vez hayas reutilizado las viejas tazas, ya puedes renovarlas por otras que te gusten más. Para ello, en Aromas de Té contamos con una amplia gama de ellas. Las mismas las vamos renovando y actualizando, aunque siempre encontrarás algunos de nuestros clásicos.

Puedes acompañar tus tazas de té con cajas para conservar el té a juego. ¡Entra aquí y descúbrelas!

¿Qué te ha parecido? Deja tu opinión.

Date de alta para poner tu comentario