Menú refrescante de verano con platos condimentados con infusiones

995 Vistas 49 Liked

¡Puro fuego! Esa esa la sensación que, durante una semana, han tenido la mayoría de los españoles. Y es que, este año, hemos estrenado el verano 2019 con una ola de calor sin precedentes (al menos, no desde que hay registros de temperatura) y, según parece, no va a ser la primera que se espera durante este mes y el próximo.

Para superarlo o, al menos, llevarlo lo mejor posible, nada como mantenerse a la sombra o en un lugar fresco en las horas centrales del día, hidratarse bien, bajar las persianas a primera hora y volver a abrirlas, junto a las ventanas, a partir de la noche para que entre el aire fresco y comer alimentos ligeros, dejando de lado las comidas copiosas.

Estas son las principales recomendaciones que los agentes de salud se afanan en recordarnos cada verano, especialmente si formamos parte del colectivo de personas que puede sufrir las consecuencias de una ola de calor, o si tenemos familiares a nuestro cargo que pertenecen al mismo, es decir, niños, ancianos, mujeres embarazadas o personas enfermas.

Por eso y porque el verano no ha hecho más que empezar, hoy te proponemos un menú refrescante y saludable, con platos que cuentan con infusiones, porque...¡ya sabes lo mucho que nos gusta cocinar con ellas! Y es que, en nuestra opinión, tomarlas en infusión está genial, pero sentir su sabor en platos tradicionales es...¡una experiencia única!

Así que si tú también quieres preparar los platos que te proponemos, coge papel y boli porque...¡empezamos!

Ensalada de brotes de té verde

¿Quién dijo que el té sólo se podía beber? En la web CataCata, nos demuestran que esa afirmación es errónea, con esta ensalada de brotes de té verde, en concreto, de té verde Sencha.

Para elaborar esta receta vas a necesitar: 4 cucharadas de té verde; 125 gramos de mezcla de lechugas; 1 pepino mediano; 9 tomates cherry y aliño con sal y aceite al gusto, además de una cucharada de pipas de calabaza.

Una vez tengas todos los ingredientes, el primer paso es infusionar el té y reservar las hojas para añadirlas, después, a la ensalada. Mientras reposa y se enfría, puedes ir cortando el pepino en finas láminas, cortar en 2 o 4 (al gusto) los tomates cherry, mezclar estos 2 ingredientes, junto con las hojas de sencha en un bol y añadir el aliño al gusto para, por último, repartir las pipas de calabaza por toda la ensalada.

Lo bueno de esta ensalada es que, además, te puedes tomar el té durante la comida, ya sea caliente o frío o dejarlo para cuando termines. Además, se prepara muy fácil y es muy saludable. Si lo deseas, desde CataCata nos indican que podemos añadir un poquito de mozzarella en finas láminas.

Atún rojo marinado en té negro

El atún es uno de los pescados más típicos del verano; por esta razón, no podía faltar en este menú. Además, no debemos olvidar que es uno de los pescados que más gusta en Japón y en China (de hecho, mucho atún pescado en España se va directamente a esta parte del mundo).

Pues bien, si se te da bien y te gusta cocinar, este verano vas a poder preparar esta receta que proponen en el bar Zuga de Bilbao.

Para elaborarla vas a necesitar: atún rojo; sal maldon, té negro darjeeling, sal ahumada, Martini rojo, caviar o sucedáneo y romero.

Una vez tengas todos los ingredientes, el primer paso es cortar el lomo de atún en cuadrados (como si de una ración de atún se tratara) y quitarle todas las espinas, de manera que luego lo puedas comer tranquilamente. Mientras tanto, preparamos la infusión de té negro que, después, vamos a utilizar para macerar el pescado.

¿Cómo lo haremos? Muy sencillo, a la infusión de té negro le vamos a añadir un chorrito de Martini y la sal ahumada. Lo dejamos durante 2 ó 3 horas. A partir de aquí hay 2 opciones: o consumir el atún en crudo o pasarlo a la plancha, en función de tus gustos.

Para servirlo, añade un poco del líquido en el que has macerado el atún (que habrás colado previamente) y añade un poco de caviar o su sucedáneo. Puedes acompañarlo de pimientos rojos y verdes o una ensalada de alga Wakame.

Ternera con hongos y té negro

Si prefieres carne en lugar de pescado, esta receta es sencilla y muy completa (de hecho, añadiendo verdura, puedes hacer un plato muy completo, sin necesidad de tener que comer los 3 platos de rigor).

Una receta que hemos sacado de la página de Navarra Reyno Gourmet para la que vas a necesitar: 400 gramos de hongos frescos, 40 gramos de té negro, 2 dl de nata, 4 filetes de solomillo, 1 cucharada de azúcar, otra de vinagre balsámico, 2 dl de agua, sal, pimienta y aceite de oliva al gusto, además de 4 ramas de cebollino.

Es un plato muy rico, que lleva algo de tiempo, pero cuyo resultado merece realmente la pena. Los pasos a seguir son los siguientes: en primer lugar, cogemos la mitad de los hongos y la nata y la pasamos por una cazuela, durante unos 10 minutos, con cuidado de que no se queme; por tanto, a fuego lento. Pasado este tiempo, lo pasamos por la batidora y conseguimos una mousse de sabor muy agradable.

Por otro lado, en una sartén preparamos un azúcar especial, combinando el azúcar con el vinagre de módena, a fuego muy lento y con cuidado de que no se queme. Mientras tanto, vamos preparando la infusión de té negro y, pasado el tiempo de infusión, lo añadimos a la mezcla del azúcar y el vinagre.

En esa salsa doraremos los filetes de solomillo, junto con el resto de hongos enteros. Ya sólo nos queda emplatar y disfrutar de la comida.

Yogur con té matcha

Como bien sabes, el matcha es uno de los tés más sencillos a la hora de preparar recetas. Por eso, para finalizar este menú especial de verano, vamos con un postre ligero y muy muy sencillo de elaborar.

Para ello sólo vas a necesitar: yogur natural (al gusto, aunque es cierto que queda muy cremoso con el de tipo Griego) y dos cucharadas de té matcha ecológico con sabor a mora. ¿Por qué ese sabor? Porque te va a ayudar a darle un toque dulce a tu yogur y evitar así que añadas azúcar u otros edulcorantes más naturales. Al fin y al cabo, se trata de poder saborear los productos con los que elaboras las recetas.

¿Y la preparación? Tan sencilla como mezclar los dos ingredientes y disfrutar del postre, mientras conversas con tu familia o invitados.

Matcha, el mejor té para cocinar

Terminamos ya el post de hoy, no sin antes recordarte lo cómodo y fácil que es cocinar con té matcha, porque no es necesario infusionarlo, a diferencia del resto de tés. Sólo tienes que mezclarlo con agua o leche (la mayoría de las recetas llevan alguna de las dos cosas), agitar bien y lo tienes listo.

Por esta razón te invitamos a entrar en nuestra sección de té matcha y elegir aquel que más te convenga, en función del plato que vayas a cocinar. Por supuesto, el más apropiado, siempre, va a ser el té matcha especial cocina, pero los de sabores, como en el caso de la receta de yogur que te acabamos de dar, también van especialmente bien para los postres e, incluso, para aquellos platos de carne o pescado a los que quieras dar un toque de sabor, como por ejemplo, el té matcha con sabor a naranja.

Y, ahora ya sí, ¡disfruta de tus recetas! ¿Tienes otras que quieras compartir con nosotros? ¡Déjalas en comentarios y las publicaremos en próximos post o redes sociales!

¿Qué te ha parecido? Deja tu opinión.

Date de alta para poner tu comentario