Nuevo
Kukicha Japonés Ecológico

Kukicha Japonés Ecológico


Este producto ya no está en stock

Con un agradable y refrescante sabor cítrico, el té verde Kukicha ecológico japonés está especialmente indicado para darte un momento de bienestar, reducir el estrés y beneficiarte de sus múltiples propiedades, entre otras, su alto contenido en calcio, así como el gran aporte de vitaminas A, B y C

Sin Gluten

Ingredientes de la infusion Kukicha japonés ecológico.

Tiempo de infusión 3 a 5 min.

Cantidad de Infusión 1 Cucharada de Café

Temperatura de Infusión80ºC

certificado ecologico

3,75 € impuestos incluidos.

Todos las combinaciones


Si estás buscando un té especial, el Kukicha es una de esas variedades que la naturaleza ha puesto para ti y que tienes que conocer tanto si eres un apasionado del mundo del té, como si te acabas de iniciar en él.

¿Por qué? Los motivos son varios, pero los principales son, por un lado, que se trata de uno de los tés con más cantidad de calcio que se comercializan a día de hoy. Esto hace que sea especialmente indicado para mujeres en etapa de menopausia y también para deportistas, de manera que refuercen sus huesos. Y, en segundo lugar, por la cantidad de vitaminas que aporta, en concreto, vitaminas A, B y C, que nos aportan energía y protegen nuestra salud cardiovascular, entre otros beneficios.

El Kukicha japonés, también conocido como Té de Tres años, se elabora con las ramas y tallos de la Camelia Sinensis, pero eso sí, esta parte de la planta del té no podrá cortarse antes de los 3 años para poder elaborar este té; de ahí su nombre.

Un té que, por cierto, tiene muy poca cantidad de teína, por lo que se puede tomar, prácticamente, a cualquier hora del día, salvo que seas especialmente sensible a la teína. De hecho, este té se compara muchas veces a los tés blancos en lo que a esta característica se refiere que, como sabes, son los que menos cantidad de teína tienen.

Para terminar, te cuento una curiosidad. ¿Sabías que este té antes sólo lo consumían los campesinos? Al hacerse con las ramitas del té, se considera que éste tendría menos calidad, pero el tiempo y el paladar de los expertos han demostrado que se trata de todo lo contrario. ¡Bendita sabiduría popular!