Navegación Blog

Últimos posts

Tés que se pueden tomar durante el embarazo

Tés que se pueden tomar durante el embarazo

1425 Vistas 52 Liked

 Ilusión, nervios, miedos y una inmensa alegría. Esas son las emociones que se entremezclan durante el embarazo, desde ese primer segundo que sabemos que una vida crece en nuestras vidas. Increíble, ¿verdad? Confieso que si lo pienso fríamente, me parece mágico que las mujeres tengamos el privilegio de dar vida.

Un privilegio que también conlleva ciertos “sacrificios” en lo que a la ingesta de ciertos alimentos se refiere, pero que más bien se refieren al cuidado de nuestro bebé y cuando le damos la vuelta de esa manera, esas restricciones se ven de otro modo.

Las infusiones, especialmente las que contienen teína, forman parte de esa lista que hay que mirar con lupa, para saber si realmente las podemos tomar o no; para saber si tomándolas de manera continuada y/o en exceso, puede afectar a la salud y al desarrollo de la vida que llevamos dentro. 

En este artículo te vamos a hablar de las que sí que puedes tomar y de las que los expertos no recomiendan que se consuman en el embarazo o que, al menos, no se recomienda abusar de ellas. ¡Empezamos!

Tés permitidos en el embarazo

Hablar de té, es hablar de teína y/o cafeína, por lo que, a priori, la respuesta sería que no se puede tomar estando embarazada, sin embargo, cada vez son más los estudios que demuestran que, ciertas variedades de té, consumidas de manera moderada, es decir, 1 ó 2 tazas al día, no afectarían al bebé.

¿Cuándo afecta la teína al bebé? Cuando consumimos tés de manera regular y poco controlada, superando los 200 gramos máximos que la OMS pone como límite para que se garantice que los bebés no nazcan de manera prematura o con un peso menor al debido, que son las dos consecuencias que se asocian cuando una mujer se excede tomando té durante su embarazo.

¿Qué variedades de té tienen menos teína? Las variedades de té blanco y algunas variedades de té verde que tienen muy poquita cantidad de teína. Como sabes, el té blanco apenas tiene teína (salvo excepciones de variedades poco comercializadas) y podrías tomar, siempre y cuando tu médico no te diga lo contrario, una o dos tazas de té al día, según la OMS. Del mismo modo, también hay algunas variedades de té oolong que contienen poca teína.

Y, por supuesto, puedes tomar sin problema el té rooibos, que no contiene nada de teína y que, además, te aporta vitaminas y minerales, además de ayudarte a estar en forma. Eso sí, mira bien que no tenga ninguna variedad o ingrediente que no te convenga y si es un rooibos ecológico, mejor que mejor.  

Té verde y embarazo

Como ya hemos dicho, el té verde, aunque sí que tiene más teína que el blanco, tiene algunas variedades que se hacen con brotes más tiernos de la planta de la Camelia Sinensis y, por tanto, sí que se pueden tomar de manera moderada (recuerda, una o dos tazas, siempre que tu médico no diga lo contrario).

Entre esas variedades cabe mencionar las siguientes: el té verde Hojicha y el té verde bancha

Lo que sí que es importante tener en cuenta tanto en el caso del té verde como del té blanco, es el modo de preparación. A menor temperatura y menor tiempo de infusión, la cantidad de teína que libera la hoja de la Camelia Sinensis, también será menor.

Por esta razón, en el caso del té verde, mi recomendación es que no pongas el agua a más de 70 grados y que lo dejes, como mucho, dos minutos. De esta manera, el agua estará a una temperatura agradable y el sabor será más que óptimo. De dejarlo más tiempo, el sabor será más amargo y tendrá mayor cantidad de teína.

Además, en el caso del té verde y aunque sé que muchas de vosotras lo utilizáis para diferentes preparados e, incluso, recetas, no es aconsejable tomar el té verde matcha, ya que tiene una gran cantidad de teína y mucho menos si tienes dificultades a la hora de dormir, como consecuencia del embarazo. 

Infusiones en el embarazo

Al contrario que en el caso del té, con las infusiones sucede que se toman muy pocas precauciones, ya que se considera que como no tienen teína, no van a aportar ningún problema, pero nada más lejos de la realidad: hay plantas que es mejor no tomar en infusión cuando estás embarazada.

¿Qué infusiones puedes tomar durante el embarazo? Y no solo eso, sino que, además, te van a venir genial:

  • Infusión de jengibre: que te ayuda a controlar las náuseas y a hacer mejores digestiones, algo que sufren muchas embarazadas durante los primeros meses de gestación. 

  • Manzanilla: para calmar las náuseas, las malas digestiones y para tranquilizarte y ayudarte a tener un sueño más reparador. 

  • Diente de león: que es un excelente diurético y, por tanto, ayuda a reducir la hinchazón de piernas y la retención de líquidos que sufren muchas embarazadas durante este periodo. 

  • Tomillo: para ayudarte a subir las defensas y reducir los síntomas de posibles catarros que se den en el embarazo, sin la necesidad de tener que recurrir a fármacos. Para estos casos, nosotros te recomendamos el  rooibos resfriado

  • Infusiones relajantes: como la melisa o la pasiflora, que te ayuden a relajarte y conciliar el sueño. Eso sí, vigila que no tengan canela, porque no se recomienda en el embarazo (no, al menos, el exceso de la misma). En este sentido, nosotros te recomendamos nuestra infusión del sueño . 

Ya ves que cuidarse en el embarazo es totalmente posible, que hay alternativas a la cafeína y, sobre todo, que puedes seguir disfrutando de ese momento tuyo, con esa taza de té que tanto te gusta tomar, y seguir cuidando de tu bebé. ¡Feliz embarazo!

¿QUÉ TE HA PARECIDO? DEJA TU OPINIÓN.

Date de alta para poner tu comentario