Navegación Blog

Últimos posts

Todo lo que tienes que saber de la infusión de jengibre

Todo lo que tienes que saber de la infusión de jengibre

2401 Vistas 56 Liked

Si hay algo que no deja de sorprendernos en el mundo de la alimentación es cómo hay productos que pasan de ser poco conocidos o empleados solo en países concretos o por un tipo de población y que, de la noche a la mañana, ven cómo su consumo le da la vuelta a la tortilla y pasan a convertirse en alimentos de moda, seguro que has oido hablar... 

Este es el caso del jengibre. Esta especia, originaria de India y del sudeste asiático, se ha venido utilizando en la medicina tradicional de estos países como remedio natural, pero también forman parte de los platos más representativos de su gastronomía. 

Una gastronomía que ha tomado mucha fuerza en los últimos años. Esto, unido a todas las bondades que el jengibre aporta a la salud, han hecho que el jengibre forme parte de la lista de la compra en hogares de todo el mundo, ya sea para tomarlo como alimento o a modo de infusión. Y de esto sí que tenemos constancia en Aromas de Té.

Por eso, hoy queremos hablarte de todo lo relacionado con el jengibre, sus usos y cómo puedes tomarlo a modo de infusión, para que disfrutes de sus beneficios en tu día a día. Toma papel y boli porque empezamos. 

¿Cómo hacer una infusión de jengibre?

Para nosotros, tomar el jengibre en infusión es la manera más sencilla de beneficiarse de sus propiedades. Por eso, en Aromas de Té tienes, además de la opción de infusión jengibre natural, también la opción de jengibre ecológico y otras infusiones que también lo incluyen, como el té oolong cúrcuma y jengibre ecológico o la infusión de jengibre y manzana, entre otras.

Preparar este tipo de infusiones es muy sencillo: primero ponemos a calentar el agua (unos 250 ml) y lo llevamos a ebullición. Cuando lleguemos a este punto, retiramos y cogemos nuestra tisanera.

En el infusor de la misma añadimos una o dos cucharadas de infusión de jengibre (a mayor cantidad, mayor intensidad del sabor del jengibre) y vertemos el agua. Dejamos reposar entre 7 y 10 minutos y ya la tenemos lista para disfrutar. 

Pero, ¿qué ocurre si queremos saber cómo se hace la infusión de jengibre si compramos este producto en la frutería o el supermercado más cercano? Pues que deberás optar por añadir jengibre rayado o tronzado a tu infusión y serás tú quien deba hacerlo. El resto del proceso es el mismo que si lo haces comprando el jengibre seco y ya preparado (tronzado), en Aromas de Té.

¿Cuáles son las mejores infusiones para tomar con jengibre?

Como ya te hemos dicho, para nosotros, tomar una infusión de jengibre fresco rayado es la manera más natural, rápida y sencilla de disfrutar del sabor y las propiedades de esta especie de origen asiática. 

Sin embargo, debido al sabor intenso que tiene, también suele ser conveniente combinarlo con otras infusiones que suavicen este sabor, como son:

  • La infusión de manzanilla
  • La infusión de cúrcuma
  • Té verde
  • Té oolong
  • Té rojo
  • Rooibos

Además, también se pueden añadir otros ingredientes, pero si me permites, de esto te hablo un poco más tarde.

¿Para qué sirve la infusión de jengibre?

Un básico. Así es como a nosotros nos gusta describir al jengibre, porque son tantas las propiedades y recetas que tiene que siempre recomendamos tenerlo en casa, junto con la manzanilla, otro clásico imprescindible. 

Entre otras cosas, el jengibre sirve para: 

  • Mejorar nuestro sistema inmunitario: lo que hace que sea especialmente recomendable tomar una infusión a diario y, en concreto, en épocas donde nuestra salud se puede ver más resentida, como ocurre en invierno o en las primeras semanas de verano, cuando todos nos acatarramos debido a los cambios bruscos de temperatura y a la exposición de aires acondicionados para sobrevivir al calor.
  • Mejorar el tránsito digestivo: porque favorece tanto los procesos digestivos, al mismo tiempo que protege la flora intestinal y esto también se refleja en la reducción de la halitosis, muchas veces provocada por una mala digestión, las diarreas o la gastritis.
  • Reduce el dolor de cabeza: y otros dolores comunes que se producen por inflamaciones internas, como pueden ser las molestias de la regla o el síndrome premenstrual, al igual que la artritis. ¿Y esto por qué? Porque es un antiinflamatorio natural muy potente. 

¿Cuándo es mejor tomar infusiones con jengibre?

La realidad es que esta respuesta depende del objetivo que te quieras proponer al tomar una infusión de jengibre natural. 

Por ejemplo, si se trata de aliviar un problema puntual, como puede ser un dolor de cabeza, el dolor premenstrual o reducir los vómitos en caso de un virus gastrointestinal o el mareo cuando viajas en coche, lo mejor es tomarlo en el momento o, en el caso del último ejemplo, un rato antes de salir de viaje.

Sin embargo, si es para reforzar tu sistema inmunológico y poner tu cuerpo a punto cada día, lo mejor es tomarlo en ayunas cada mañana y, en este punto, hay quien considera que si le añades un chorrito de limón natural, el efecto es todavía mayor, debido al efecto depurativo de este fruto.

Por supuesto, tomarlo después de las comidas, especialmente si han sido copiosas, te ayudará a que las digestiones sean menos pesadas, además de eliminar toda la mezcla de sabores que se te han quedado en la boca, porque, como bien sabes, el jengibre tiene un sabor muy potente.

Y, sí, hay otro momento más en el que nosotros también recomendamos tomar una infusión de jengibre y ese es la noche. 

Infusión de jengibre por la noche

Teniendo en cuenta que el jengibre, a diferencia de otras infusiones, no contiene teína, no hay problema en tomarlo antes de acostarte y haciéndolo te llevas los siguientes beneficios: 

  • Vas a poder descansar mejor: porque vas a sentir un alivio en la zona abdominal, al mejorar tu tránsito digestivo.
  • Vas a acelerar el metabolismo: por lo que te ayudará a quemar grasa de manera más sencilla por la noche (¡Ojo! Ya sabes que no creemos en los milagros y sí en una dieta saludable, hidratación, deporte y descanso) y, a diferencia de otras infusiones, al no tener propiedades específicamente diuréticas, no te vas a despertar por las noches para ir al baño, aunque ya sabes que siempre es bueno y recomendable ir antes de acostarte. 

Otros ingredientes para mezclar con jengibre

Ya te hemos adelantado algunas de las mejores combinaciones con jengibre y, en este caso, vamos a entrar a hablar en detalle de lo que consigues con estas combinaciones y cuándo te recomendamos tomarlas.

Infusión de jengibre y limón

Perfecta para tomarla en ayunas y activar las defensas de tu metabolismo. Además, también te vendrá genial para contribuir a activar el metabolismo. Solo tienes que preparar tu infusión de jengibre como te hemos explicado más arriba y, a continuación, si prefieres también el zumo de medio limón.

Un consejo: si lo vas a tomar caliente y el limón lo sacas de la nevera, caliéntalo unos segundos para que no enfríe la infusión. 

En Aromas de Té tenemos una infusión perfecta en este sentido, que es el Rooibos Jengibre y Limón Ecológico. En este caso, si eres de las personas que hace deporte por la mañana, también lo puedes tomar después de terminar, para reducir las agujetas que se pueden producir por la práctica deportiva. 

Infusión de jengibre, cúrcuma y pimienta negra

La combinación perfecta para aquellas personas que buscan una infusión que les ayude a acelerar la quema de grasas, mediante la activación del metabolismo. En este caso te recomendamos nuestro Rooibos Chai que no contiene teína y lo puedes tomar en cualquier momento del día y especialmente si vas a practicar deporte, pero también para tomar después de las comidas copiosas y conseguir que el tránsito digestivo sea mucho más fluido, dejándote un agradable sabor en boca. 

Infusión de jengibre y canela

Una infusión sumamente agradable y que viene genial para tomar en el desayuno, especialmente si tienes un trabajo que requiere de mucha concentración o estás en periodo de estudio, pero también para tranquilizar la mente, en el caso de que necesites relajarte y desestresarte. 

La canela lo que hace es sumirte en un estado de tranquilidad que te permite esos dos contrastes que te acabamos de mencionar, mientras que el jengibre lo que te va a aportar es vitalidad, pero sin ponerte nervioso, por lo que no importa el momento del día en el que lo tomes. 

Infusión de jengibre, miel y limón

A diferencia del que solo lleva jengibre y limón, esta combinación tiene ese punto dulce de la miel (eso sí, te recomendamos que sea miel natural y no aquellas que son demasiado azucaradas y tratadas) y es perfecta para aquellas personas que quieren tomar el jengibre con limón, pero les resulta algo fuerte, así como para aquellos que necesiten suavizar el dolor de garganta o trabajan con la voz y necesitan cuidarla en su día a día. 

Como puedes comprobar, el jengibre tiene numerosas propiedades y lo puedes tomar a diario y en diferentes combinaciones, para que no te resulte aburrido. Ahora te toca a ti decidir cuándo y cuánto quieres tomar. ¡Te esperamos en Aromas de Té!

Video en el que puedes ver como tomar jengibre con un sabor agradable.

¿QUÉ TE HA PARECIDO? DEJA TU OPINIÓN.