Navegación Blog

Últimos posts

3 recetas de cupcakes al té, para disfrutar en buena compañía

1906 Vistas 47 Liked

Soy una golosa empedernida. No lo puedo evitar. Es pasar por una pastelería o confitería y quedarme prendada de los productos que se exponen en el escaparate. Por eso, también me gustan mucho las cafeterías modernas o tradicionales, que tengan su punto de encanto, en las que puedes disfrutar de un buen té de calidad o café, mientras lees el periódico, una revista, ojeas tu móvil o, simplemente, ves la vida pasar.

Y es, precisamente, en estos sitios, en los que también se encuentran esas tartas que da pena comerse de lo bonitas que son o los famosos cupcakes. Esos miniaturas en forma de magdalena, a los que más de uno fue reacio a llamar por su nombre (yo la primera), pero que ahora forman parte de las fiestas más diversas.

Pues bien, como sé que entre nuestros lectores hay muchos amantes de este tipo de pastelitos y de la repostería, en general, hemos investigado y recopilado para vosotros varias recetas de cupcakes, con la curiosidad de que todas ellas tienen como ingrediente común el té. Porque sí, ya sabes que nos encanta probar el té en todo tipo de recetas.

Historia de los cupcakes

Para qué engañarnos, a estas alturas es raro que haya alguna persona por aquí que no sepa lo que es un cupcake, pero sí que puede que haya más que tengan un concepto equivocado de los mismos. Y es que por mucho que tengan forma de magdalena, ni el sabor ni la textura son los mismos.

Los expertos en cocina lo sabrán definir mejor que yo, pero para que nos entendamos y a modo de resumen, la textura del cupcake es más como el de una tarta y la de la magdalena es algo más basta y se parece más a la de un bizcocho. Por esta razón, el cupcake es más jugoso y esponjoso y se puede tomar sin untarlo en el café o la leche, mientras que la magdalena, sí que te invita a hacerlo, especialmente si quieres que, como se dice vulgarmente, “no se te haga bola”.

Y, por supuesto, la diferencia más aparente es que el cupcake siempre lleva una decoración por encima, mientras que la magdalena, a lo sumo, lleva un poco de azúcar por encima. Por cierto, los cupcakes tampoco son muffins que, estos sí, se podrían parecer más a la magdalena tradicional española.

Lo más curioso del asunto es que a pesar de estar muy de moda en pleno siglo XXI, la receta se inventó en Estados Unidos en 1796, concretamente, de la mano de Amelia Simmons, considerada la madre de los libros de cocina americana. Fue ella quién creó esta receta y la publicó en su libro, “American Cookery”, gracias a la aparición de los primeros moldes individuales de barro en forma de tazas. De ahí su nombre (al menos, una de las versiones oficiales que existen sobre este postre).

Receta de cupcake de té verde y limón

Comenzamos con la primera de las recetas, en este caso, con ese toque refrescante que le dan el limón y el té verde. Perfecta para el postre, especialmente en los días más calurosos, servida con un poco de té frío o con una bola de helado. También puede ir acompañada de un poco de queso y nueces, de manera que podría ser una merienda diferente y divertida para ocasiones especiales. Ésta receta es de la revista Lecturas.

Para elaborar la base vas a necesitar:

  • 2 huevos
  • 125 gramos de mantequilla
  • 225 de azúcar
  • los mismos de harina
  • 125 ml de leche
  • 2 cucharaditas de levadura en polvo
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 2 cucharadas de té verde matcha, especial cocina


Para la cobertura vas a necesitar:

  • 300 gramos de azúcar glas
  • 2 cucharadas de té verde matcha (puedes utilizar el mismo o utilizarlo de algún sabor, para darle un toque diferente)
  • 120 gramos de mantequilla
  • 2 cucharadas de leche

Cuando tengas todos los ingredientes, el primer paso será preparar la base. Para ello, pon a calentar 5 segundos la mantequilla en el microondas, de manera que esté blanda (o la sacas con tiempo de la cámara) y la mezclas con los huevos y el azúcar. A continuación, vete tamizando la harina e incorporando poco a poco. Este paso, aunque puede resultar pesado, es importante para que los cupcakes queden esponjosos. Cuando tengas ya una masa suave, vierte la mezcla en moldes e introduce en el horno (previamente precalentado), durante 25 minutos, a 175 grados.

Mientras se van haciendo, puedes ir preparando la decoración del cupcake. Para ello, bate la mantequilla reblandecida, junto con el azúcar, por un lado. Por otro, disuelve el té en un vaso, junto con la leche y cuando esté disuelto, añádelo a la anterior mezcla. Bate durante 3 minutos y vierte la mezcla en una manga pastelera.

Cuando los cupcakes estén listos y se hayan enfriado para que los puedas manipular, decora el cupcake.

Receta de cupcake al té chai

Se trata de un té muy especial, por el ingrediente especial, que es el té chai. Esa variedad que, como bien sabes, es muy especiada y que, por tanto, podría ser perfecto para introducir como entrante en una comida especial y sorprender a así a tus invitados.

Para elaborar la base de esta receta del blog Solo Recetas, vas a necesitar:

  • 120 gramos de mantequilla a punto pomada
  • 1 taza de azúcar (200 gramos)
  • 3 huevos
  • 240 gramos de harina
  • 1 cucharadita de levadura
  • 1 pizca de sal
  • ¾ taza de leche
  • 2 pirámides de té chai

Para elaborar la decoración:

  • 150 gramos de mantequilla a punto pomada
  • 150 gramos de azúcar glas
  • 2 cucharadas de la leche
  • 1 vaso de agua para infusionar el té

Una vez tengas todos los ingredientes, para elaborar la base tienes que mezclar la mantequilla, los huevos, la sal y el azúcar. Cuando la mezcla sea total, vas añadiendo poco a poco la harina y, finalmente, una de las bolsitas de té chai infusionada. Al igual que en la receta anterior, añade esta mezcla a cada una de las bases de cupcakes y mételas e el horno, durante 25 minutos, a 175 grados.

Por otro lado, para elaborar la crema con la que vas a decorar tu cupcake tendrás que mezclar todos los ingredientes e infusionar el té chai con agua y leche. Una vez esté realizada la infusión, lo unes al resto de ingredientes, creas una masa y la introduces en una manga pastelera. Cuando los pastelitos estén fríos, decora con la masa. Si quieres, puedes espolvorear sobre ellos un poco de canela.

Cupcake de té negro y chocolate, con crema de fresa

Este cupcake es como tomarte una pequeño porción de la tarta perfecta. Es ideal para aquellas personas a las que les gustan los sabores de toda la vida y que te invito a acompañar con un té matcha con sabor a fresa o con sabor a caramelo. ¿Sabes en qué momento me gusta servirlo a mí? En esas tardes que te dedicas para ti sola o aquellas en las que compartes confidencias con una amiga o amigo. Dulces y auténticas. Difíciles de olvidar, como esta receta.

Para elaborarla vas a necesitar:

  • 9 molde cupcakes
  • 2 huevos
  • Té negro Brackfast Eco
  • ¼ de tableta de chocolate puro para derretir o 100 gramos de cacao puro
  • 90 g mantequilla sin sal
  • 80 g azúcar moreno
  • 85 g harina
  • 1 sobre levadura

Y para el frosting o crema:

  • 150 gramos de mantequilla a punto pomada
  • 150 gramos de azúcar glas
  • 250 gramos de fresas
  • 1 vaso de agua para infusionar el té
  • 1 cucharada del mismo té negro que para la base

Para elaborar la base, tienes que ir mezclando los ingredientes en el siguiente orden: huevos, mantequilla, azúcar, harina, levadura, chocolate ya derretido o el polvo y, por último, la infusión de té negro. Ya sabes que lo mejor es ir mezclando bien cada uno de los ingredientes, especialmente la harina. Para evitar que queden grumos, si quieres, al final, antes de meter la masa en los moldes, dale un par de segundos con la batidora.

En el caso del frosting, el orden de mezcla de los ingredientes es la siguiente: mantequilla, azúcar, el té infusionado y, por último, las fresas. En cuanto a estas últimas, mi recomendación es que hagas un batido con todos los ingredientes y las fresas. Si te queda muy líquido, déjalo una hora en el frigorífico y luego introduces la mezcla en la manga pastelera.

Otras recetas dulces

Estas son las 3 recetas que hemos seleccionado para ti, pero en esta sección tienes más recetas dulces para hacer que las meriendas o los postres sean diferentes y tengan siempre ese toque a té que tanto nos gustan.

Ahora nos despedimos, pero será un placer saber si vas a elaborar estas recetas y que nos etiquetes subiendo una foto en Instagram, Facebook o Twitter, para saber cómo te han quedado. ¡Disfruta de la cocina y del té!

¿QUÉ TE HA PARECIDO? DEJA TU OPINIÓN.

Date de alta para poner tu comentario