Navegación Blog

Últimos posts

Prepara y regala bombones de té caseros

Prepara y regala bombones de té caseros

2356 Vistas 59 Liked

Se trata uno de los regalos más socorridos que se pueden hacer: una caja de bombones. Seguro que en algún momento tú también has recurrido a ella para salir de algún apuro o porque no se te ha ocurrido otra idea mejor para regalar. Los bombones son una delicia y un acierto seguro porque, ya sabes el refrán: “A nadie le amarga un dulce”, y es que, en efecto, hay muy pocas personas a las que no les guste este delicioso bocado.

¿Cómo hacer bombones de té?

En efecto, puedes convertirte en un pastelero improvisado porque la elaboración de bombones caseros es bastante sencilla. Atrévete a ser original y, sin duda, sorprenderás gratamente cuando sepan que estos dulces de chocolate los ha elaborado en tu propia casa.

Y no pienses que has de ser un cocinero experimentado para lograr unos deliciosos bombones. Las recetas que leerás a continuación son muy sencillas, incluso, puedes hacerlas con los más pequeños de la casa, un plan perfecto para una fría y lluviosa tarde de invierno.

Té y chocolate, dos potentes antioxidantes

Además de resultar un bocado delicioso, los bombones de té son una fuente de propiedades beneficiosas para la salud. Ambos ingredientes, el té y el chocolate negro, son dos potentes antioxidantes ya que ambos tienen unas sustancias naturales llamadas polifenoles que ayudan a retrasar el envejecimiento celular, y pueden ayudar a prevenir ciertas enfermedades del organismo como el cáncer, enfermedades cardiovasculares o el alzhéimer.

Chocolate negro, afrodisíaco y antidepresivo

Además de tener propiedades antioxidantes, el chocolate negro tiene otras virtudes, como las que ayudan a subir el estado de ánimo. Este alimento contiene feniletilamina, una sustancia que segrega nuestro cerebro de manera natural y que es la responsable de que sintamos placer o alegría.

Asimismo, hay muchas personas que aseguran que el chocolate negro es un afrodisíaco natural e intensifica la líbido, tanto en hombre como en mujeres. La ingesta de este chocolate también puede ayudar a mejorar la memoria y a estimular el sistema nervioso central.

Té, protector del sistema inmunológico

Gracias a la gran cantidad de flavonoides, el té ayuda a aumentar las defensas del organismo, protegiendo de esta manera nuestro sistema inmunológico. Además, es un diurético natural, ya que ayuda a eliminar toxinas de nuestro cuerpo y puede ayudar a reducir el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

Bombones de chocolate negro y té verde

Una vez que hemos conocido algunas de las propiedades que nos va a aportar la unión del té con el chocolate negro, vamos a conocer cómo se hacen unos deliciosos bombones de té. La primera receta que os proponemos se realiza con té verde.

Ingredientes:

  • Media tableta de chocolate negro.
  • 150 ml de infusión de té verde.
  • Gelatina neutra (3 láminas o el equivalente a 5 gramos).
  • Azúcar o edulcorante.

Para elaborar estos bombones, en primer lugar hay que poner la gelatina a remojo en agua fría durante 5 minutos (o bien el tiempo que se determine en el envase de la gelatina). Mientras tanto vamos haciendo la infusión de té verde calentando agua hasta que hierva y añadiendo las hojas de té verde; dejamos reposar 5 minutos.

Retiramos a una taza los 150 ml que necesitaremos para elaborar esta receta y le añadimos el azúcar o el edulcorante al gusto. A continuación se le añade la gelatina escurrida y removemos para que se mezcle bien.

Por otra parte, se derrite el chocolate, bien en el microondas o bien al baño maría, y se le añade la mezcla anterior de té y gelatina. Mezclamos bien y procedemos a introducir la crema resultante en moldes de silicona (valen los moldes que se utilizan para los hielos, los hay de formas muy variadas: corazones, animales, figuras geométricas...).

Se introducen los moldes en el frigorífico hasta que se enfríen. Después se desmoldan y ya estarían listos para consumir. Si son para regalar, puedes colocarlos en una bonita caja de papel o cartón y cerrarla con un vistoso lazo de tul o papel de celofán.

Bombones de vainilla y té rojo

La siguiente elaboración de bombones tiene un toque al aroma de vainilla. Para ello necesitaremos los siguientes ingredientes:

  • 170 ml de agua caliente.
  • 120 ml de agua (sin calentar).
  • 2 láminas de gelatina neutra.
  • 200 gramos de azúcar.
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla.
  • 60 gramos de harina de maíz (tipo Maicena).
  • 60 gramos de chocolate negro derretido.
  • 4 cucharadas de té rojo

En un recipiente mezclamos el agua caliente y la gelatina (nos podemos ayudar de la batidora para hacer una mezcla homogénea). En una cazuela aparte, mezclamos los 120 ml de agua, el té y el azúcar y lo calentamos a fuego lento hasta que se disuelva la mezcla. Una vez disuelta, seguimos calentando durante cinco minutos. Después lo añadimos todo al recipiente anterior y seguimos mezclando.

Añadimos el resto de los ingredientes (vainilla, harina de maíz, chocolate) y seguimos removiendo. Una vez realizada bien la mezcla, la vertemos en los moldes de silicona y los introducimos en el frigorífico durante una hora o hasta que los bombones se endurezcan. Después los desmoldamos y ya estarían listos para consumir.

Bombones de té matcha

Vamos a preparar unos bombones con uno de los tipos de té que más propiedades beneficiosas tiene para el organismo, el té matcha.

Ingredientes:

  • 200 gramos de chocolate negro.
  • 5 gramos de té verde matcha
  • 20 gramos de miel.
  • 70 gramos de nata líquida.

Para la preparación, hay que fundir el chocolate al baño maría o en el microondas, después añadimos el té verde matcha en polvo y removemos bien. Por otro lado, hervimos la nata con la miel hasta que se consiga una pasta homogénea. A continuación, vertemos la mezcla en los moldes de silicona o hacemos bolitas ayudándonos con una cuchara de repostería especial para ello. Introducimos las bolitas o los moldes en el frigorífico hasta que se endurezcan y adquieran la textura del bombón.

Bombones de rooibos

Para los amantes de esta infusión, proponemos unos deliciosos bombones de chocolate y rooibos.

Necesitaremos:

  • 300 gramos de chocolate negro.
  • 50 gramos de manteca o margarina.
  • 200 ml de infusión de rooibos
  • 2 láminas de gelatina neutra.

Poner en un recipiente el chocolate partido en onzas y la manteca o mantequilla e introducirlo en el microondas a potencia baja hasta que se derrita. Sacamos la mezcla y la removemos bien. Por otro lado, derretimos las láminas de gelatina y las añadimos a la mezcla anterior.

Por último, se añade la infusión de rooibos. Se fusiona todo hasta conseguir una crema homogénea que vertiremos en los moldes de silicona (los mismos que se utilizan para los cubitos de hielo). Después, los dejamos enfriar en el frigorífico hasta que se solidifiquen.

Bombones de té al aroma de canela

Otro de los ingredientes que aportan un sabor muy especial a los dulces es la canela. Esta receta aúna el chocolate negro, el té y esta especie aromática.

Los ingredientes que se necesitan son:

  • 100 gramos de cacao en polvo.
  • 50 ml de leche.
  • 2 cucharadas soperas de azúcar o miel.
  • 50 gramos de manteca o mantequilla.
  • 1 cucharada de canela en polvo.
  • 50 ml de infusión de té negro canela

Se calienta la leche sin que llegue a hervir y se le añade el azúcar removiendo bien para que ésta se disuelva por completo. Se agrega la mantequilla o la manteca, la canela y la infusión de té y se sigue removiendo. Después, añadimos a la mezcla el cacao en polvo poco a poco y removiendo constantemente para que no se hagan grumos.

Se sigue calentando la mezcla a fuego muy lento. Pasados 5 minutos, se retira del fuego, se deja enfriar 10 minutos y se vierte la mezcla en los moldes de silicona. Se meten en el frigorífico y se dejan enfriar hasta que la masa se solidifique, normalmente este proceso dura alrededor de una hora. Pasado este tiempo, se procede a desmoldar los bombones.

Bombones de chocolate y té blanco

Para los amantes del chocolate blanco, esta es una receta muy fácil y original. Los ingredientes que se necesitan son los siguientes:

  • 2 tabletas de chocolate blanco.
  • 20 gramos de cereales de desayuno (tipo krispies de chocolate).
  • 70 ml de aceite de girasol.
  • 100 ml. de té blanco

Para su elaboración, en un recipiente apto para el microondas, se trocea el chocolate, se añade el aceite de girasol y el té y se introduce en el microondas para que se derrita. Después, sacamos la mezcla y se le añaden los krispis de chocolate removiendo bien.

Una vez conseguida una crema homogénea, se introduce en moldes de silicona y se deja enfriar en el frigorífico hasta que se endurezca la mezcla. Después, se desmoldan y sólo nos quedaría disfrutar de este delicioso y crujiente manjar.

¿QUÉ TE HA PARECIDO? DEJA TU OPINIÓN.