Navegación Blog

Últimos posts

Infusiones y otros remedios caseros para cuidar tus plantas

Infusiones y otros remedios caseros para cuidar tus plantas

6143 Vistas 52 Liked

Quien más quien menos, todo el mundo ha tenido o tiene plantas en casa o en el lugar de trabajo. Dependiendo de su variedad, el cuidado será más o menos complicado. Lo más habitual es que, salvo que seas un experto en la materia o te guste mucho, tengas plantas cuyo cuidado sea relativamente fácil.

Plantas que nos dan alegría, dan color a la casa y, por qué no decirlo, reducen el estrés y los malos rollos en los espacios de trabajo, además de absorber, según se dice de algunas variedades, las emisiones de algunos aparatos electrónicos (como, por ejemplo, los cactus).

Y como forman parte de nuestro día a día, está claro que hay que prestarles la atención que se merecen y darles los mismos acordes a ellas.

Por esta razón y porque sabemos que a ti, como a nosotros, te gusta cuidar a tus plantas de la manera más natural posible y sin pesticidas de por medio, hoy dedicamos este espacio semanal a aquellas infusiones que, por paradójico que parezca, ayudan a otras plantas a seguir creciendo sanas y fuertes.

Además, también haremos un repaso por algunos de los remedios caseros más comunes y sencillos de elaborar en casa, de manera que también los puedas utilizar para el cuidado de tus plantas, sin necesidad de tener que invertir en productos químicos o en sustancias que ni son buenas para el entorno, ni para tu planta, ni mucho menos para ti, aunque su exposición no suponga un peligro grande.

Así que si quieres cuidar tus plantas de manera natural, quédate porque este artículo está especialmente pensado para ti. ¡Empezamos!

4 infusiones para cuidar tus plantas

Resulta curioso que la infusión de una planta pueda tener beneficios para otra. Sin embargo, no podemos olvidar que las plantas también son seres vivos y que, por tanto, lo que es bueno para nosotros, también lo puede ser para una planta.

Eso sí, antes de pasarte a hablar de las propiedades de cada una de las siguientes infusiones para cuidar de tus plantas, tienes que tener en cuenta que, a pesar de ser un remedio natural, no es bueno abusar de ello. Así que, por norma general, bastará con sustituir el agua de un par de riegos por el de la infusión que mejor vaya para el caso concreto de tu planta y, después, seguir con la rutina diaria del cuidado de esa planta. 

Vamos, entonces, al lío. Las mejores infusiones para cuidar tus plantas de manera natural, son las siguientes: 

  • Cola de caballo: su objetivo es reforzar los tejidos internos de las plantas para darles más vigor e impedir así la entrada de hongos. Por esta razón, se suele utilizar como remedio casero ante la plaga de hongos, tanto a modo preventivo, como curativo, ya que también elimina el hongo, una vez está en la planta. 

    • ¿Qué la hace apta para ello? Su alto contenido en sílice y de Equisetonia, que es tóxico para los hongos.

    • Tipos de hongos que combate: Septonia, Botrytis, Roya o Alternaria, entre otros.

    • ¿Cómo se prepara? Muy sencillo. Se cortan las hojas en pequeños trocitos y se meten en un bote que rellenaremos con agua, hasta cubrir todas las hojas. A continuación, se tapa y se deja reposar las hojas de cola de caballo durante 12 horas, en un lugar fresco. Pasado este tiempo, se calientan a fuego lento durante 10-15 minutos y se deja enfriar para, a continuación, colar la infusión. 

    • ¿Cómo aplicarlo? Por cada 3 tazas de agua, añade una de infusión de cola de caballo. Pulveriza esta mezcla sobre la planta y mira bien que le hayas dado tanto en la parte superior, como inferior. Si se trata de un remedio preventivo, con hacerlo una vez por semana será suficiente. En caso de que el hongo se haya instalado, hazlo un par de veces por semana, hasta ver que el hongo ha desaparecido. 

  • Manzanilla: al igual que la cola de caballo, también ayuda a reforzar la resistencia de las plantas, de manera que sean menos vulnerables a la invasión de hongos 
    • ¿Qué tipo de insectos combate? Principalmente, el pulgón.

    • ¿Cómo se prepara? Necesitas poner a hervir medio litro de agua, a los que vas a añadir 50 gramos de manzanilla. Cuando llegue a ebullución, apagas y dejas reposar durante una hora, de manera que se quede frío. Cuela la infusión e introdúcela en un pulverizador para que esté lista para su uso.

    • ¿Cómo se utiliza? Tienes que pulverizar tanto las hojas, como los tallos de la planta. Utilízalo durante 2 días seguidos y repite esta operación en las siguientes 2-3 semanas. Verás cómo desaparece el mencionado hongo. 

  • Café: ya te hebíamos hablado de sus beneficios a la hora de cuidar nuestra piel y ahora te hablamos de lo bueno que es para cuidar de tus plantas. 
    • ¿Por qué es recomendable? Los posos de café son perfectos como compost natural, ya que aporta nutrientes, enriqueciendo así la tierra de la planta, pero también nitrogenizando la planta. Además, ayuda a ahuyentar gusanos, caracoles y lombrices, que tantos problemas le pueden ocasionar a nuestra planta. 
    • ¿Cómo lo utilizamos? Si quieres tener un fertilizante líquido, que es lo más cómodo, sólo tienes que mezclar la cantidad de posos de café con agua y dejar reposar toda la noche. Al día siguiente cuelas y lo introduces en el pulverizador. A partir de ahí lo puedes utilizar cada cierto tiempo para tu planta, pero sin abusar de su uso. Algo que te sirve, tanto en el caso de querer cuidar de la tierra, como de ahuyentar a los invasores que te he comentado más arriba.

  • Infusión de lavanda: cuyo objetivo es el de combatir las hormigas, las moscas y las polillas, de manera natural, además de dejar un exquisito aroma en tus plantas, una vez lo aplicas. 
    •  ¿Por qué es recomendable? Por sus propiedades fúngicas y anti-repelentes. Además, al tener un aroma muy agradable, lo que hace es atraer a insectos que sí que son beneficiosos para las plantas. 
    • ¿Cómo se prepara? Vas a necesitar litro de agua, un recipiente de metal y 300 gramos de hojas de lavanda secas. El proceso es el mismo que en los casos anteriores. Se pone el agua a hervir, cuando llegue al punto de ebullición se introducen las hojas y se dejan durante unos 10 minutos. Apagas el fuego, dejas enfriar y lo cuelas. Una vez frío, estará listo para ser introducido en el pulverizador y empezar a echarlo sobre la planta. 

Un apunte más

Estas son las cuatro infusiones que hemos querido recopilar para ti, porque nos parecen las más naturales y efectivas. Pero también se utilizan infusiones de menta para finalizar con los pulgones o de ajenjo para combatir ácaros y gorgojos.

Y tú, ¿conoces otras infusiones que son beneficiosas para las plantas? ¿Las has utilizado? ¿En qué casos? ¿El procedimiento ha sido el mismo? ¿Han sido efectivas? Nos encantará que nos lo cuentes.

Además, en Aromas de Té nos encantará que nos dejes tu opinión en comentarios y que compartas este post en tus redes, para que puede llegar a más personas y, al igual que tú, puedan cuidar sus plantas de manera natural. ¡Hasta el próximo post!

¿QUÉ TE HA PARECIDO? DEJA TU OPINIÓN.