Navegación Blog

Últimos posts

Recetas Smoothies de té y café para desayunos, almuerzos o meriendas

Recetas Smoothies de té y café para desayunos, almuerzos o meriendas

1836 Vistas 54 Liked

Cada vez que escucho la palabra Smoothie, te confieso que no puedo evitar que me venga a la mente la imagen de una pareja de jóvenes, en una cafetería de Estados Unidos, en los años 70, mirándose acaramelados y sonando alguna canción de Rock and Roll de fondo.

¿Te viene a ti la misma imagen? Y es que con los smoothies o batidos de frutas y verduras nos parecen algo muy moderno, pero ya ves que no lo son. De hecho, según la investigación que he realizado para buscar información para este artículo, he visto que su origen se remonta a los años 60, en Estados Unidos.

Así que no, de modernos no tienen nada. En todo caso, lo que sí que se ha hecho ha sido incluir alimentos y complementos diferentes a los que se utilizaban hace 60 años como, por ejemplo, el té.

¿Cómo hacer Smoothies? 

Precisamente el té y el café, como no podía ser de otra manera, es lo que vamos a incluir en todas las recetas que hemos recopilado para este artículo.

Por cierto, si te has preguntado por qué hablamos todo el rato de smoothies y no hablamos de batidos, no es por querer introducir una palabra en castellano, sino porque existe una diferencia entre batido y smoothie. ¿Lo sabías?

Nosotros, hace un tiempo, tampoco, pero ahora sí y es muy sencillo: por un lado, el smoothie siempre tiene un elemento congelado; puede ser una fruta, una verdura o solamente que lleve hielo.

Por otro lado, la textura también es algo diferente: el batido es más líquido, el smoothie es más densa. Por esta razón, también cuesta mucho más hacer un smoothie que un batido, sin ser algo complicado.

Pero vamos a lo interesante: ¿te animas a preparar las recetas que hemos preparado para ti en este artículo? Entonces, coge papel y boli porque…¡empezamos!

En primer lugar, para hacer smoothies saludables vas a necesitas comprar té de alta calidad como todos los tés que tenemos en nuestra tienda. De otra parte puedes comprar café premium con infinidad de sabores y procedente de diversos países. 

Smoothie de té verde y yogur

Vamos con un clásico, pero que no por ello deja de ser un smoothie muy rico y que entra genial en cualquier momento del día, especialmente por la mañana o a media tarde y mucho más en verano, cuando los productos frescos se agradecen más que nunca.

¿Qué necesitas? 1 yogur griego, natural o desnatado, un par de cubos de hielo, una cucharada de té verde matcha (cuchara pequeña) y si lo deseas, edulcorante a modo opcional.

¿Cómo se prepara? Pica el hielo en una picadora y añade los trocitos en un vaso de batido. (Si tienes una licuadora en casa, te puedes saltar este primer paso y pasar, directamente, al segundo). A continuación, añade el resto de ingredientes en el mismo vaso y bate. A la hora de servir y para que quede más atractivo, puedes espolvorear un poco de té matcha sobre el smoothie.

Smoothie verdes con té verde, fruta y verdura

La receta de smoothies de frutas acompañados con té y verduras, están deliciosos y son muy fáciles de preparar, te explicamos como.

Para hacer los smoothie detox has de mezclar frutas y verduras con el objetivo de llegar a comer las 5 piezas diarias que se recomiendan al día, es otra de las modas de los últimos años. Si bien es cierto que siempre resulta mucho más saludable (tal y como indican los nutricionistas) tomar frutas y verduras en trozo, también es cierto que variar esta forma de consumo de vez en cuando, no viene mal y, además, resulta muy agradable (incluso, para introducir a los peques en sabores de verduras o frutas que no les gustan mucho).

¿Qué vas a necesitar? De nuevo, un yogur, hielo, 1 manojo de espinacas, 1 plátano, 1 mango y 1 naranja. Todos los ingredientes deberían de ser frescos, en la medida de lo posible.

¿Los tienes todos? Si es así, ahora solo tienes que mezclarlos todos en una licuadora y puedes servirlo en un baso ancho y largo.

CONSEJO: si estás acostumbrado a tomar los smoothies más dulces, te invitamos a que utilices ingredientes naturales como la miel pura o el extracto líquido de stevia. De todos modos, ten en cuenta que la fruta ya le da un sabor dulce al smoothie, así que antes de añadir algún edulcorante, pruébalo y, sobre todo, si te quieres quitar el azúcar, date una oportunidad. Muchas veces necesitamos probar las cosas dos o tres veces para saber si de verdad somos capaces de tomarlo de una manera u otra.

Smoothie Bowl para los amantes del café y el chocolate

Vamos ahora con un smoothie de esos que nos vuelven locos, que está delicioso y que, además, nos aporta energía, por lo que es perfecto para tomarlo, de vez en cuando, por las mañanas (tampoco te recomendamos que lo tomes a diario, pero sí que puedes tomarlo 2 o 3 veces por semana, si sigues una dieta saludable y haces algo de ejercicio).

Para su elaboración vas a necesitar una taza de café expresso, 1 cucharada de cacao puro (si no lo tienes, puedes utilizar otro que tengas en casa, pero recuerda que el cacao puro es el más saludable), 1 plátano, 1 vaso de leche (de vaca o de coco/avena) y hielo.

Cuando tengas todos los ingredientes, los pasos ya lo sabes: mezclar todo en la batidora o licuadora y servir.

DETALLES: ¿Quieres ponerlo un poco más bonito? ¿Qué te parece una espuma de cacao? Vamos con ello que es muy fácil. Solo tienes que hacerte con 2 claras de huevo y media cucharadita pequeña de cacao puro y una pizca de sal.

¿Lo tienes? Entonces, en un bol, pones las claras, el cacao y la sal y bates hasta conseguir el punto de nieve que deseas. Una vez lo tengas, solo tienes que coges una cuchara y poner sobre el smoothie. ¡Queda súper aparente!

Por cierto, hay quien esta espuma la hace con canela y también con leche de coco, pero esta segunda opción es más costosa, porque primero tienes que montar las claras y, después, añadir la leche de coco, poco a poco, pero sin que se pierda el punto de nieve.

En cualquiera de los tres casos te va a quedar súper rico. Cuando te pongas a preparar esta receta, nos encantará saber qué te parece.

Smoothie de café y fresas

A priori, la combinación de los sabores de este smoothie pueden sonar raros, pero te aseguro que está muy bueno. Como todo, es cuestión de gustos y, sobre todo, de probar.

¿Qué necesitas? 1 cápsula (o el equivalente) de café 100 ml de leche, 10 fresas y unas gotas (al gusto) de estevia o una cucharada pequeña de azúcar moreno. Por supuesto, no nos olvidamos del hielo, aunque también está la opción de

Una vez tengas todos los ingredientes, solo tienes que pasarlos todos por la licuadora y servir. En este caso, hay a quien le gusta espolvorear un poco de canela sobre el smoothie y, por supuesto, a quien le gusta añadirle el toque de nata montada, pero esto último…¡ya es para los muy golosos!

Cafés y tés para smoothies en Aromas de Té

En las líneas anteriores te hemos dados cuatro recetas, dos con té y otras dos con café, para hacer smoothies, pero hay muchos más si buceas en Internet, lees libros de cocina o sigues podcast como el nuestro.

Por eso, te recordamos que tenemos una sección completa de tés matcha con sabores, que son perfectos para darle un toque diferente a los smoothies de siempre. También cafés expresso, de sabores o arábicas puros, procedentes de los puntos cafetaleros más importantes del mundo.

Todo para que puedas combinar diferentes sabores, con las mismas recetas y los mismos productos básicos.

Por cierto y antes de dejarte, te hemos hablado todo el rato de mezclar el té en polvo, pero también puedes hacer cubitos de hielo de té matcha o de café (simplemente tienes que mezclar agua con el polvo del té matcha o congelar café en cubiteras). Es cierto que, en ese caso, el sabor del té o del café no es tan presente, pero se nota igual.

Entonces, ¿te vas a animar a preparar alguna de estas recetas? ¿Quieres compartir otras con nosotros? ¿Habías probado alguna de las que te hemos recomendado? ¡Te leemos en comentarios!

¿QUÉ TE HA PARECIDO? DEJA TU OPINIÓN.