Navegación Blog

Últimos posts

Tés e infusiones para llevarte de vacaciones

Tés e infusiones para llevarte de vacaciones

1027 Vistas 170 Liked

Cada vez que llegan las vacaciones, el número de personas que nos pregunta sobre cómo poder seguir tomando su té favorito, allá donde vayan, aumenta. 

Nuestros clientes habituales saben que contamos con infusiones en pirámides para facilitar esta tarea, pero también otros utensilios de té, como es el caso de los termos, que te ayudan a tomarnos, no solo donde quieres, sino a la temperatura que más te gusta.

De hecho, este fue uno de los primeros temas de los que hablamos el verano de hace 6 años; el verano de 2014. Por aquel entonces no teníamos tantas variedades como tenemos ahora, ni todos los conocimientos que tenemos a día de hoy.

Pero también teníamos muchos consejos para dar que hemos ido aprendiendo y en estos 6 años hemos adquirido nuevos, así como hemos elaborado nuevas variedades de tés e infusiones, que son perfectas para esta época del año y para las diferentes actividades que se realizan en este tiempo.

En aquel artículo nos centrábamos, sobre todo, en accesorios para poder tomar tu té preferido de vacaciones, fueras donde fueras. Hoy nos queremos centrar, más bien, en los mejores tés e infusiones para llevarte, aunque alguna mención haremos a los accesorios.

A tener en cuenta cuando te vas de vacaciones

Está claro que cada una de las personas que vaya a pasar por este artículo, va a tener unas vacaciones diferentes. Sin embargo, hay puntos en común y que voy a mencionar a continuación, con los que te vas a identificar. Quédate con las ideas que te doy, de aquel con el que te sientas más cerca: 

  • Personas que van a una casa: ya sea la del pueblo, la de un familiar, amigo o una casa que han alquilado. Por lo general, en cualquiera de estos casos, siempre vamos a tener a nuestra disposición vasos y agua caliente o fría, en función de cómo queramos preparar nuestra infusión. También vamos a disponer de un cazo o de un microondas para calentar el agua,  pero...¡ojo! No en todas las casas tienen infusores. Así que tienes dos opciones: 
    • Llevarte infusiones en pirámides
    • Llevarte un infusor o colador para té de talla media, que te pueda servir para poner en un vaso normal, aunque siempre será mejor una taza de porcelana.
    • Por supuesto, llevarte tu té favorito en el formato que más cómodo te resulte. Además, si vas a pasar algunas semanas, también nos puedes pedir que te enviemos un pedido a la casa del pueblo, de tu amigo o del lugar que hayas alquilado.
  • Personas que van a hoteles u hostales: son muchos los alojamientos de este tipo que cuentan con el típico calentador de agua, pero, por si las moscas, antes de ir, asegúrate de llamar y de preguntar. En caso de que no lo tengan, hazte con una baratita. Créeme, te vendrá genial. Quizá puedas pasar unos días sin tu infusión favorita, pero no sin tomar ninguna. Además, para estos casos siempre es más cómodo que te lleves pirámides en bolsitas. Piensa que las puedes meter en cualquier sitio y son las más fáciles de preparar. Y si son de Aromas de Té, ya sabes que las nuestras están hechas con hojas de té, de manera que el té no pierda ni sabor ni propiedades.
  • Personas que se van de acampada: en este caso, como seguro que tendrás donde calentar el agua, solo te tendrás que preocupar de llevarte la infusión que más te guste. En pirámide o a granel dará igual, aunque dependerá del espacio que tengas para llevar estas infusiones y de si es solo una variedad o son varias. Si te gusta mucho el té, lo más lógico será que te encuentres en el último caso. En todo caso, lo que sí que te puede venir bien para este tipo de salidas es un calentador de taza de té con vela. Eso sí: ten siempre cuidado del uso que realizas de la vela y recuerda llevar algunas de repuesto, en función de los días que vayas a estar fuera.

Si eres de hacer mucho deporte

Hay personas para las que las vacaciones no son sinónimo de descanso, sino de poder hacer lo que más les gusta, que es practicar deporte. Por lo general, deporte de montaña o deporte acuático. 

Puede que, incluso, no es que vayas a hacer deporte como tal, pero sí que sabes que vas a hacer salidas programadas por el monte, que vas a caminar mucho o que vas a pasarte los días nadando en la piscina.

Para cualquiera de los casos que he mencionado antes, lleva siempre contigo: 

  • Té rojo: para tomar antes de salir a hacer deporte o esa escapada que te va a requerir hacer un gran esfuerzo físico. El té rojo te ayuda a activar tu cuerpo y mente y, de paso, hace que el metabolismo queme más grasa. Perfecto para seguir cuidándote por dentro y por fuera.
  • Té verde: al igual que el té rojo, es perfecto para tomar antes de salir a hacer deporte. Eso sí, es más diurético que el anterior, así que tómalo un rato antes de que vayas a salir de casa, para que puedas ir al baño y no tengas que parar al poco de salir. 
  • Rooibos: para tomar durante la práctica deportiva o después de ella, porque te ayuda a recuperar vitaminas y minerales que perdemos mientras hacemos deporte. Además, ayuda a reducir la agujetas y eso también se agradece en verano. 

Y, por supuesto, no te pierdas de vista nuestro pack de té para deportistas, que incluye 5 variedades de té (2 rojas, 2 verdes y un rooibos) para que puedas tomarlo en diferentes momentos del día o vayas variando sabores, en función de los días de la semana. 

Si eres de los que quiere descansar

Porque el resto del año bastante te mueves ya, lo que tú quieres cuando estás de vacaciones es poder dormir sin mirar al reloj, salir a caminar tranquilamente y sin prisas, disfrutar del sol, de la brisa de la orilla del río y, por supuesto, de permitirte comer, tranquilamente, algunos de los manjares de la tierra que visitas.

Para esos casos, te recomendamos las siguientes variedades o tipos de té: 

  • Té negro: para espabilarte una vez te despiertas. A veces, tanto descanso y, sobre todo, el calor, nos deja medio "aplatanados". Mucho mejor si ayudamos un poco al cuerpo y le damos un poco de alegría con un té negro, que podremos tomar con o sin leche. 
  • Infusiones frutales :que nos aporten vitaminas y que podamos tomar bien fresquitas, porque hidratarse siempre es esencial y mucho más en esta época del año, pero reconozcamos que a veces nos cuesta menos si el agua que tomamos tiene un sabor que nos agrada, como es el caso de esta variedad de infusiones. 
  • Infusiones relajantes: para que podamos dormir a pierna suelta por la noche. 
  • Infusiones digestivas : porque cuando estamos fuera de casa tendemos a comer peor o a comer mucho más en restaurante que no siempre cocinan todo lo saludable que nos gustaría. Por eso y para paliar, en la medida de lo posible, esos ardores de estómago o esas comidas pesadas, no te olvides de tener siempre a mano infusiones digestivas. ¿Que se te olvida llevártelas? Por lo general, en los restaurantes y cafeterías es fácil que tengan una manzanilla, una de regaliz o un poleo menta. Sé que las nuestras tienen un sabor especial y auténtico y, sobre todo, que nadie las prepara como uno lo hace en casa (a diferencia del café), pero siempre será mejor una infusión de esas que no tomar nada si tienes malestar digestivo y estás fuera de casa.

Si quieres seguir cuidándote como en casa

Existe la creencia errónea que si salimos de casa no tenemos nada que hacer a la hora de cuidar nuestra dieta, pero no es cierto. Está claro que el verano invita a otro tipo de comidas y a más encuentros sociales, pero esto no quiere decir que no nos podamos decantar por opciones más saludables cuando comemos fuera o de intentar reponer excesos.

En este último punto, el té nos puede ayudar mucho. Por eso: 

  • Comienza con un té oolong nada más levantarte, porque te ayudará a que tu cuerpo empiece el día limpiando posibles toxinas que hayan quedado tras la noche. 
  • Desayuna con un té negro o un té rojo: que te ayuden a poner en marcha tu mente, pero también tu cuerpo.
  • A media mañana, decántate por un té verde o un té rojo. También podría ser un rooibos, que es saciante (pero no sustituye comidas); al igual que si al té rojo le añades una nube de leche. 
  • Después de comer: deja un poco reposar la comida y opta por una infusión digestiva o un té rojo, que te ayudarán a mejorar la digestión.
  • A media tarde, opta por un té verde o un té blanco que apenas tienen teína, especialmente el segundo y prepara tu cuerpo para la noche. 
  • Por último, termina el día con una infusión o un rooibos que te inviten a relajarte y a cuidar tu sistema digestivo. 

Un tipo de té para cada ocasión

Ahora que ya sabes cómo te puedes cuidar en función del tipo de vacaciones que vayas a tener, solo nos queda que nos digas con cuál de estos modelos te sientes más identificado y si sueles llevar a tus vacaciones tus variedades de té favoritas.

Por supuesto, nos encantará que compartas este contenido y que así puede llegar a más gente. ¡Hasta el próximo post!

¿QUÉ TE HA PARECIDO? DEJA TU OPINIÓN.

Date de alta para poner tu comentario