Navegación Blog

Últimos posts

Descubre cómo tomar té con miel

Descubre cómo tomar té con miel

6940 Vistas 59 Liked

Seguro que lo llevas escuchando desde que eras niño algunos remedios caseros: un poquito de leche con miel antes de acostarte y te encontrarás mejor. ¿Te suena? Y es que sí, la miel tiene numerosos beneficios para la salud, al menos cuando se trata de miel pura. Eso sí, siempre hay que tomarla con moderación.

Junto con la miel, la leche, tomada caliente antes de acostarse siempre se ha considerado como un somnífero natural. Pero, un momento, ¿en el título no estábamos hablando de té con miel? Efectivamente.

Y es que la leche no siempre le sienta bien a todo el mundo. Sin embargo, el agua con el que se crea el té no sienta mal a nadie y es incluso más beneficiosa que la leche. Por eso, hoy le dedicamos este artículo al té con miel, a sus beneficios y a cuáles son las diferentes formas de tomarlo.

¿Cuáles son los mejores tipos de té para tomar con miel?

Te ayuda a quemar grasa, aumenta tus defensas y te ayuda a combatir mejor las malas digestiones, así como los procesos de catarro común, del mismo modo que reduce las alergias y que te ayuda a regular los niveles de azúcar en sangre. 

Estas son algunas de las bondades que aporta a nuestra salud tomar té con miel. Normalmente se ha tomado con té rojo, pero hay muchas más formas de tomar el té con miel. A continuación hablamos de algunas de ellas:

Té verde con miel

Es perfecto para tomar en el desayuno, a media mañana o a media tarde, pero no te recomendamos hacerlo justo antes o después de las principales comidas del día, especialmente si tienes problemas con la absorción del hierro en tu cuerpo, que es lo que le sucede a muchas personas cuando consumen té verde, especialmente cuando se consume de manera continuada.

Para preparar este té verde con miel te recomendamos que lo hagas con alguna variedad de té verde puro, como por ejemplo el té verde bancha ecológico, el té verde sencha ecológico el té verde China Gunpowder. 

De esta manera, ni el sabor ni otras propiedades y beneficios de las variedades de té verde que se mezclan con otros productos, interferirán en el auténtico sabor de un té verde con miel. Eso sí, por ejemplo, añadir unas gotitas de jugo de limón natural, si tu objetivo es perder peso. En ese caso, deberías de tomarlo en ayunas, pero esto te lo contamos luego. 

El té verde con miel es perfecto para quemar grasas de manera natural, te servirá de gran ayuda para mejorar el aspecto de tu piel y para reducir la retención de líquidos.

Té de limón y miel

Si lo que deseas es reducir o prevenir los síntomas del resfriado común o de la gripe, al mismo tiempo que ayudas a tu organismo a quemar grasas de manera natural, esta es la mejor opción.

Para poder preparar esta bebida, solo tienes que preparar el zumo de un limón y poner agua a hervir. Cuando el agua llegue a ebullición, la echaremos en una jarra y añadiremos el zumo del limón y una cucharadita de café con miel pura por cada taza de té que te salga en esa jarra.

Con el zumo de un limón te dará, más o menos, para 4 o 5 tazas de té de limón con miel. Como ves, se le llama té porque es una infusión, pero no lleva ninguna variedad de té de la planta de la Camelia Sinensis.

¿Cuándo tomarlo? En ayunas para que el efecto sea mayor y bien calentito. De todos modos, si tu objetivo es reducir los síntomas del catarro, en realidad lo puedes tomar cuando desees, sin abusar, porque no tiene teína.

Té rojo con miel

En este caso y al igual que cuando hablábamos del té verde con miel, también te vamos a pedir que utilices variedades de té puras, como es el caso del Yunnan Pu Erh. Prepararlo es muy fácil: pones agua a calentar y cuando llegue a ebullición la apagas.

En paralelo, pones una cucharadita del té rojo en tu infusor y añades el agua. Déjalo reposar 2 ó 3 minutos y retira el infusor. A continuación añade la cucharadita de miel pura y remueve. Bébelo lo antes posible para que el efecto sea mayor. 

¿Cómo te ayuda este té rojo con miel? Tomándolo a primera hora de la mañana, es decir, en el desayuno, te vendrá genial para activar el metabolismo y la mente y para ayudarte a quemar grasas de manera natural.

Si lo tomas después de comer, te ayudará a mejorar las digestiones y a quemar antes las grasas que hayas consumido en la comida. 

Té de jengibre con miel

Otro de los tés con miel que no contienen teína y que, a diferencia de cómo sabría la infusión tomada sola, en este caso y gracias al dulzor natural de la miel, esta infusión es perfecta para mejorar las defensas y reducir los síntomas que producen el catarro o la gripe.

Por esta razón, te vendrá genial tomártelo por la mañana si quieres tener energía natural, pero sin ponerte nerviosa. O a media tarde e, incluso, antes de cenar, para mejorar tus digestiones y que al día siguiente te levantes como nueva, sin esos incómodos ardores que producen las malas digestiones.

¿Tienes dolor de garganta? puedes preparar una infusión de jengibre es un antiinflamatorio natural. Si a esto se le suma el dolor de cabeza, también te ayudará a reducirlo de manera natural. 

Té de manzanilla con miel

¿Te cuesta dormir por las noches y tienes malas digestiones? Para combatir el insomnio solo tienes que prepararte una infusión de manzanilla con miel y disfrutar de una noche placentera.

Prepararlo es muy fácil: solo tienes que añadir una cucharada de miel pura a la infusión y tomarla bien calentita. Por cierto, este té de manzanilla con miel es perfecto para reducir las malas digestiones, así como reducir los dolores estómago producido por largas horas sin ir al baño.

Té con miel y otros ingredientes

Hasta ahora te hemos hablado de cómo combinar la miel con diferentes infusiones, pero hay otros dos ingredientes que también le van genial a esta combinación y que buscan aumentar los efectos positivos que ya hemos mencionado en las combinaciones anteriores de té con miel: el limón y el jengibre fresco. 

Té con miel y limón

Es, sin duda, la combinación perfecta para aumentar tus defensas si lo tomas en ayunas y a diario. Puedes añadirlo a cualquiera de las preparaciones que antes hemos mencionado.

El limón ayuda a limpiar el organismo, a desintoxicarlo, además de ayudar a quemar grasas de manera natural. Es importante tomarlo bien caliente para que el efecto sea mayor.

Té con miel y canela

La canela, además de ser un afrodisíaco, también ayuda a quemar grasas de manera natural, además de mejorar el estado de ánimo y las digestiones, por lo que, como puedes ver, lo que va a hacer es que, añadido a cualquiera de las infusiones que has visto más arriba, el efecto sea todavía mayor.

Y tú, ¿cuál de estas combinaciones prefieres? ¿Sueles tomar más de una? Nos encantará saberlo y que compartas este artículo si te ha parecido interesante, de manera que otras personas se puedan beneficiar y empezar a preparar este tipo de infusiones. 

¿QUÉ TE HA PARECIDO? DEJA TU OPINIÓN.

Date de alta para poner tu comentario