Navegación Blog

Últimos posts

Té inglés: todo lo que tienes que saber

Té inglés: todo lo que tienes que saber

2874 Vistas 56 Liked

No hay estampa más clásica que la de un inglés tomando su té, de hecho, tomando su té con leche. Y qué decir del té de las cinco. 

Porque sí, aunque esa es la tradición que más se conoce y que tan famosa se ha hecho en todo el mundo, los británicos toman más, así, el consumo de té en Inglaterra en más de 60.000 millones de tazas de té al año, lo que da una media de 2 o 3 tazas al día por cada inglés.

Hoy le dedicamos un artículo completo al té inglés, para que puedas conocer tu origen, los tipos de té ingleses que existen, cuál es el que más se toma o por qué acostumbran a tomarlo con leche, entre otros datos. 

Pero antes de empezar, es la hora del té, por lo que déjame que te invite a prepararte una rica taza de té (si quieres, una muy británica, como el té negro English Breakfast o aquella que, en estos momentos que vas a leer el artículo, te apetezca y te agrade) y cuando esté lista, comenzamos este recorrido.

Origen del té inglés

Si hace tiempo que nos sigues por aquí o si conoces algo de la historia de Inglaterra, seguro que no te sorprende si te decimos que el té llegó a este país desde India. Algo que ya lo diferencia del resto de países europeos donde también se empezó a tomar té, ya que a los otros países el té entró por Países Bajos, de donde esta bebida procedía de Indonesia.

Pero si el origen marca parte de la forma en la que se toma el té en Inglaterra y que luego te explicamos, también lo hace la época en la que llegó: el siglo XVII y, en concreto, en el año 1650, con la Compañía Británica de Las Indias ya fundada y que fue la encargada de introducir esta bebida en Inglaterra.

Al comienzo solo la tomaban las clases altas, reyes, nobles y aristócratas, pero con el paso del tiempo, el té se popularizó, llegando a todas las clases sociales, si bien es cierto que las variedades de té que tomaban unos y otros no tenían nada que ver.

Tipos de té inglés

Aunque es cierto que el té llegó a Inglaterra desde India, hoy en día se toman diferentes tipos de té, siendo sus orígenes variados: India, Sri Lanka, África y China.

De hecho, la variedad de té más consumida es el té negro, siendo la mezcla (el blend) de Assam y Ceylan, una de las más populares (la fusión de India y Sri Lanka).

Además, también se suele consumir el té negro Darjeeling (procedente de India) que, además, está considerado uno de los mejores del mundo y se le conoce como “el champán” de los tés, debido a su calidad y exquisitez.

Por supuesto, tampoco podemos dejar de mencionar el Earl Grey o el English Breakfast, ambos tés negros, mezcla de variedades de muy buena calidad y de origen hindú o de Sri Lanka.

¿Cuál es el té inglés que más se toma?

De todas las variedades de té negro que se pueden tomar en Inglaterra, la que más se consume es el Earl Grey, aunque no es el más conocido fuera de sus fronteras, especialmente si estamos hablando de personas que no son muy amantes del té.

Sin embargo, hay otro té que sí que es también muy popular en este país y que es el más conocido a nivel mundial, y ese no es otro que el English Breakfast. De hecho, tal es su fama que fuera de este país se le conoce como “el té inglés”.

Breakfast tea, el más conocido

Si de algo se sienten orgullosos los ingleses es de que este té haya sido asociado a su país y costumbres, a pesar de ser una mezcla de variedades de té negro procedentes de India y Sri Lanka. Como puedes ver, encontrar buenos tes negros fermentados es fácil en un país donde el té es famoso en todas sus versiones.

Como no podía ser de otra manera, detrás de este té también hay varias creencias sobre su origen, ya que una asegura que se trata de una mezcla que fue elaborada por primera vez por un comerciante de Nueva York que quiso vender un té muy parecido al que se hacía en Inglaterra, pero en Estados Unidos. 

Otra, también cuenta que este té se popularizó gracias a la Reina Victoria, pero que en realidad era una variedad que se llamaba Breakfast, porque solía ser en el momento en el que se tomaba y que procede de Escocia.

En todo caso, lo que tenemos claro es que se trata de un té de sabor fuerte, que tiene una alta cantidad de teína y que esto lo hace perfecto para tomar, como bien indica su nombre, en el desayuno, aunque también se toma, muchas veces, en la famosa “hora del té”. 

Además, es rico en vitaminas B y C, así como en minerales, entre otros, el hierro, el calcio o el magnesio. Por su sabor, va perfecto con un poquito de leche.

Variedades con té negro

Teniendo en cuenta el origen del té en Inglaterra, no es de extrañar que las variedades más consumidas sean las de té negro y sus mezclas. De hecho, el té verde, que ahora está empezando a tener algo más de protagonismo en este país (en este el té matcha) apenas se consume, si bien es la más consumida del mundo.

Ya hemos comentado más arriba cuáles eran las variedades más consumidas en Inglaterra (Assam, Ceylán, Earl Grey y Breakfast), pero tampoco es extraño ver tomar a alguien un Lapsang Souchong (originario de China) o un Darjeeling.

Té Assam, el favorito en Inglaterra

Si algo gusta a los ingleses en lo que a tés se refiere, esos son los de sabor fuerte. De hecho, una de las creencias más extendidas es que son las clases bajas las que toman los tés negros más suaves y, al contrario, las más pudientes, las que toman los más fuertes. 

Puede que por esta razón, el té Assam siempre esté presente entre los tés negros más consumidos de Inglaterra.

Un té que se caracteriza por ser especialmente astringente, que tiene un efecto diurético y antioxidante, además de ser rico en taninos y teína. ¿Esto que supone? Que es un té que te ayuda a despertar el cuerpo y a mantener alerta tu mente.

Debido a su sabor, es perfecto para tomarlo con leche y combinarlo tanto con sabores dulces y salados, por eso va perfecto en el desayuno, en un brunch, en una comida o en el famoso té de las cinco, donde se mezclan tanto sabores dulces como salados, al menos si respetamos la tradiciónal 100%.

Té Earl Grey, descubre su sabor cítrico y fresco

¿Sabes qué hace que este té sea tan especial? La bergamota. Ella es la encargada de otorgarle ese aroma que impregna toda una sala cuando se sirve humeante, pero también la que le otorga ese sabor cítrico y fresco. 

Esa frescura y ese toque cítrico hace que vaya genial para acompañar los postres. Puede que también sea eso lo que lo haya convertido en uno de los que más gusta en Inglaterra. Tal es su fama, que se han intentado crear mezclas similares, pero con variedades de té verde y té rojo, sin llegar a superar la exquisitez del original.

En cuanto a sus propiedades, se caracteriza por tener un sabor fuerte y astringente, además de digestivo y rico en vitaminas A, B y C, sin olvidar su alta cantidad en flúor, lo que ayuda a mejorar la salud de los huesos y de los dientes, a pesar de que se asocia al té negro como aquel que mancha los dientes.

Se suele tomar muy caliente, pero debido a ese toque fresco que tiene, también es un candidato perfecto para tomarlo bien fresquito, eso sí, sin leche (al menos, a nosotros nos gusta menos de esa manera cuando está frío).

Por qué el té inglés se toma con leche

La respuesta es bien sencilla: el té que llegó a Inglaterra desde India, era un té de sabor fuerte, por lo que los ingleses decidieron que mezclarlo con leche era algo que suavizaría la bebida. 

Y así fue como algo que comenzó como una anécdota, se popularizó hasta el punto de que el origen del té con leche se inicia y se asocia a este país.

Eso sí, es importante que sea solo una nube de leche, nada más y dejarlo infusionarlo bien, de manera que el té no parezca muy blanco, ya que eso se asociaría a un té de baja calidad o a personas que no tienen paciencia para preparar el té, cuando en este país es toda una institución.

Otra nota importante a la hora de preparar el té Ingles, es que la leche ha de servirse fría, de hecho, algunos aseguran que se toma con leche fría de la nevera.

¿Cómo se llama el té con leche?

En Inglaterra se conoce como Milk Tea (té de leche), pero en otros países donde también se ha popularizado, como Italia o Estados Unidos, se conoce como Latte Tea.

Además, si alguna vez viajas a Inglaterra, puede que tengas que pedir que te pongan un poco de leche en el té y, entonces, tendrás que decir “spot of milk” o “tea with a splash of milk”. Por supuesto, también se conoce como “cloud of milk”, que es la traducción más común (una nube de leche), pero ellos la emplean menos.

En algunas zonas de Inglaterra, en lugar de añadirle leche, le añaden crema de leche, pero se trata de un tipo de preparación que puedes encontrar en cualquier punto del país, por lo que no te resultará extraño ver un cartel donde ponga “tea with cream”. 

Video de cómo hacer un té con leche.....

EN RESUMEN: ya ves que había muchos puntos que comentar sobre el té inglés. Esperamos que te hayamos aportado muchos datos curiosos. 

Ahora es tu turno, cuéntanos: ¿conocías estos datos?, ¿quieres aportarnos otros? Y en lo que al té con leche se refiere, ¿lo sueles tomar? ¿Cuál de las variedades de té inglés es la que más te gusta?

Por supuesto, no olvides compartir este artículo en tus redes sociales si te ha gustado. Nos encantará verlo en tu perfil y que seas nuestro altavoz. ¡Nos vemos en el próximo artículo!

¿QUÉ TE HA PARECIDO? DEJA TU OPINIÓN.